El nacimiento de berrendos peninsulares se dio en la Península de Baja California; ya hay 500 ejemplares del animal en el país; la subespecie podría tener más cinco mil años de antigüedad.

A un cuando se cataloga en peligro de extinción, nacieron 11 crías de berrendo peninsular en el Área Natural Protegida (ANP) Valle de los Cirios en la Península de Baja California, con lo que se alcanzó ya una población de casi 500 ejemplares de este antílope en México.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) destacó que si bien los esfuerzos de recuperación de esta subespecie iniciaron en 1998 con la captura de cinco crías, al día de hoy se cuenta con alrededor de 500 ejemplares, gracias al Programa de Acción para la Conservación de la Especie (PACE) Berrendo.
Entre las acciones menciona el trabajo en mitigación de amenazas como la sequía, depredación, cacería ilegal y competencia por alimento con el ganado.

El berrendo peninsular es una especie endémica de México, a la cual se le considera como el antílope y mamífero terrestre más rápido del continente americano que alcanza velocidades de hasta 95 kilómetros por hora.

Se caracteriza por una corona de pelo en la base de los cuernos y sus extremidades largas y delgadas con una longitud corporal que va de 1.30 a 1.50 metros y un peso de hasta 70 kilogramos en machos y 55 kilogramos en hembras.

Se considera que la subespecie podría tener más cinco mil años de antigüedad, pues en las planicies costeras de Baja California existen registros de pinturas rupestres de estos animales, las cuales muestran la importancia que el berrendo tenía para los antiguos pobladores de la zona.

Este viernes se anunció que después de 240 días de gestación, las 11 crías de berrendo nacieron en el Valle de los Cirios, un área protegida que resguarda alrededor de 700 especies como el coyote, borrego cimarrón, puma, así como una gran variedad de aves, insectos y reptiles.

Fuente: excelsior.com
Fotografía: excelsior.com