Sin importar el resultado de la consulta sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la Base Militar de Santa Lucía tiene los días contados.

Javier Jiménez Espriú, futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, explicó que, si la terminal se queda en Texcoco, la base interferirá con la trayectoria de los vuelos. Si se opta por la operación simultánea del actual aeropuerto con pistas en Santa Lucía, se debe reubicar al personal militar y a sus familias.

Adelantó que incluso la Sedena ya busca terrenos en Querétaro para construir un nuevo aeropuerto militar.

Jiménez Espriú presentó ayer un estudio de la firma francesa Navblue que ve factible la propuesta del gobierno electo, es decir, operar al mismo tiempo el AICM con pistas en la base de Santa Lucía.

Sin embargo, aclara que para esto se requiere capacitar a controladores aéreos y evaluar aspectos económicos, de conectividad y los sistemas de control de tráfico aéreo.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com.mx