Pedro Pablo Scott Ramos, exigió al Gobierno Federal frenar el ingreso de caravanas, además de suspender los beneficios que les viene otorgando, ya que por esa razón esta gente se siente con más derechos que los mexicanos.

Tapachula, Chiapas.- “Es urgente que el Gobierno Federal frene la llegada de migrantes a esta región, sobre todo porque -coincidentemente- se han incrementado los niveles de inseguridad, además de las enfermedades virales y mortales que portan, señaló el presidente del Frente Cívico Popular del Soconusco, Pedro Pablo Scott Ramos.

En entrevista para el periódico EL ORBE, dijo que todos los días llegan a la Tapachula y a otros municipios de la frontera sur, miles de migrantes que, con su sola presencia, atemorizan a la población y al turismo.

Reconoció que en esos flujos migratorios también llegan bandas de delincuentes que, sin duda alguna, buscarán hacer de Tapachula su centro de operaciones delincuenciales y transformar la inseguridad en un problema grave.

En ese sentido, recordó que ha habido casos en los que se matan entre ellos, como sucedió hace varios días en Motozintla, donde dos migrantes se enfrascaron en una riña y uno de ellos murió de una cuchillada en el pecho.

“Lo grave será cuando empiecen a cometer atracos porque necesiten dinero para subsistir y eso pudiera ya estar pasando”, dijo.

Según Scott, “preocupa la amenaza violenta de estas personas, incluso exigen que se les hagan los documentos con rapidez, por eso hacemos un llamado a la Secretaría de Gobernación y a la Presidencia de la República, para que se le dé prioridad a esta región fronteriza que está bastante abandonada”.

Al hacer un balance de lo que ha ocurrido en los últimos seis meses en la frontera sur, opinó que “cada día aumenta el número de asaltos a mano armada y robos, de una delincuencia que se atribuye en gran parte a la afluencia de gente extranjera, y dentro de esa gente pueden venir infiltrados criminales de alta peligrosidad”, insistió.

El dirigente social cuestión la postura del Gobierno Federal de pretender contener a los migrantes en el Istmo, en lugar de hacerlo en los límites con Guatemala, como debería de ser.

Dijo que los mexicanos están en desacuerdo en que López Obrador siga dando asistencia a los migrantes, porque por ello se están quedando en territorio mexicano.

Conforme a lo que ha anunciado federación, a los migrantes que entraron de manera ilegal al país se le está garantizando trabajo y prestaciones sociales, cuando en México hay millones de personas que suplican por una fuente de empleo, sobre todo los que están en extrema pobreza.

“Toda la problemática se la están dejando a los chiapanecos, quienes le exigen al presidente mexicano que voltee a ver a esta frontera que, desde hace mucho tiempo, está abandonada y el desarrollo que se esperaba con la Cuarta Transformación parece que no va a llegar”, apuntó.

Así también, que, en términos generales, los chiapanecos están hartos de las caravanas de migrantes y que han pedido insistentemente a las autoridades federales que impidan que llegue otro indocumentado más, y que el desatender ese reclamo social pudiera provocar lo que ya está ocurriendo en Guatemala, donde los están linchando.

Advirtió que la situación en las colonias populares de la ciudad se ha vuelto ríspida y tensa, porque los migrantes literalmente se han posesionado de esas zonas de la ciudad.

Con ello, según opinó, se está dejando en estado de indefensión a los tapachultecos porque se han incrementado los robos, asaltos y asesinatos, en los que, en la mayoría de los casos, están involucrados miembros de la Mara Salvatrucha 13 y la Barrio 18., y para acabar el presidente municipal Oscar Gurría no sirve para nada.

Fuente: Minuto Chiapas
Fotografía: minutochiapas.com