Cuando se hacían los sacrificios necesarios para poner en movimiento el Quinto Sol mexica, el Dios Xolotl se vio obligado a usar sus poderes de transformación para que no le llegara la muerte. Se escondió un par de veces para no ser asesinado, pero en ambas ocasiones fue atrapado, por lo que, finalmente, decidió introducirse al agua y transformarse en anfibio.

Esta es la leyenda del ajolote mexicano, que vuelve a estar en peligro de muerte, pero esta vez de manera irremediable; investigadores señalan que el monstruo de agua mexicano podría extinguirse en cinco u ocho años.

El escritor del libro El Ajolote. Biología del anfibio más sobresaliente del mundo, Andrés Cota Hiriart, escribe que los más optimistas creen que sólo quedan cera de 100 en libertad. Pero otros dicen que quedan apenas un par de decenas.

Lo cierto es que aunque históricamente vivía en el lago de Texcoco, el de Xochimilco, el de Chalco y en sus conexiones con el de Zumpango y el de Xaltocán, actualmente, en vida libre, solo es posible encontrarlo en Xochimilco.
Fuente: enfoquenoticias.com
Fotografía: enfoquenoticias.com