Inicio Entretenimiento ‘Terminator 6’: La amenaza ya no es solo nuclear

‘Terminator 6’: La amenaza ya no es solo nuclear

14
0

Linda Hamilton. (Paramount)

Linda Hamilton (Sarah Connor) habla con M2 de los retos que supuso la última entrega de esta saga apocalíptica, que el viernes llega a cines mexicanos.

Lo primero que tienen que saber los fans de Terminator, al llegar a ver la cinta Destino oculto, es que deben ignorar absolutamente todo lo que han visto sobre este tema desde 1991 con la cinta Judgment Day. Hagan de cuenta que nada de lo que ocurrió después de esa cinta existió y regresen al universo donde se supone que Sarah, John y el Terminator bueno lograron salvarnos del Apocalipsis nuclear.

“Agosto 29, 1997. Se supone que era el día del Juicio final, pero lo detuve”, dice Sarah Connor a modo de presentación en Terminator: Destino oculto, justo antes de enterarse que a pesar de que detuvieron a Skynet de activar una hecatombe nuclear, el destino de la humanidad no fue del todo más alentador. No solo eso, ahora, junto con Grace, interpretada por Mackenzie Davis, ya no tienen que ayudar al Terminator a salvar a su hijo y a la humanidad con ello, sino que hay enemigos y aliados completamente nuevos. Mackenzie nos explica su personaje primero, ya que a pesar de lo que muchos han considerado, no es una versión femenina del de Arnold Schwarzenegger.

“Soy una protectora. Tengo la misión de proteger a Dani, quien es interpretada por Natalia Reyes y es perseguida por el nuevo Terminator”. Y sí, después de hacer Pájaros de verano y tener una trayectoria muy respetada no solo en su natal Colombia, Natalia llega a este universo siempre al borde de la apocalipsis. Pero una que se siente aún más cercana. “Efectivamente, siempre pensaba que estas películas eran de ciencia ficción y ya no siento que sean de ciencia ficción. Creo que es una película que está muy cerca de ocurrir lo que pasa. El tema de la tecnología es muy importante, pero empieza de manera inmediata no con el futuro, sino con una emergencia climática que estamos viviendo hoy en día y es cuán difícil nos cuesta respirar en la ciudad. Cuán lleno de plástico está el mar. Cuanto daño hemos hecho. Ni siquiera alcanzamos a la guerra con la inteligencia artificial porque ya no hay un planeta por el cual pelear”.

Sarah, su hijo y su Terminator pudieron haber ganado una batalla. Pero no salvaron a la humanidad de sí misma. Y sí, el tema del destrozo que nosotros mismos hemos hecho de este planeta es claro y conciso.

Sin embargo, eso no detiene la acción al estilo de las primeras dos cintas y mucho menos el hecho de que se ve la mano del ahora productor ejecutivo, James Cameron.

Por su parte, el regreso de Linda Hamilton como la profundamente aguerrida Sarah Connor, quien se muestra maravillada con el trabajo de su coestrella. “Es una luchadora, y se le exige muchísimo más que cualquier cosa que yo haya tenido que hacer para el día del juicio final. Tantas escenas de acción más. Si ves a Sarah Connor en Juicio Final, sí hay armas, se despacha a algunos tipos, pero a esta mujer se le pide tanto más”. Y comparando lo que pasa ahora con esa avasalladora escena donde las bombas estallan mientras ella se ve a sí misma, inocente, en un parque lleno de niños en la cinta anterior, esto tiene que decir.

“¿Cómo superar eso? Creo que el miedo es el mismo, pero solo estamos apurándonos y apurándonos hacia ese último final. Y tal vez no sea un Apocalipsis nuclear, pero seguramente algo más insidioso. Calentamiento global, y nuestros líderes, parece que hay tantas cosas más por las cuales preocuparnos estos días que en ese entonces. Esta bien, entonces el más grande desastre posible era la bomba nuclear, pero ahora hay tantos más lugares a donde podemos ir en términos de temer por nuestro futuro … no lo sé”.

Fuente: milenio.com
Por:
SUSANA MOSCATEL