La empresa israelí podría convertirse en la primera empresa privada en poner un vehículo en la Luna.

Desde que Estados Unidos puso un hombre en la Luna, los países con aspiraciones espaciales han querido seguir la ruta. Hasta ahora sólo China y Rusia han logrado poner sondas en nuestro satélite natural y, si todo sale bien, Israel se les unirá en algunas semanas.

La noche de este jueves 21 de febrero SpaceX lanzará un cohete Falcon 9 desde Florida y en su interior viajará una nave espacial con destino a la Luna fabricada por la empresa israelí SpaceIL, cuyo nombre es Beresheet (la palabra hebrea para “Génesis”). Mide dos metros de diámetro y pesa 585 kilos (400 de los cuales son combustible) no tiene control térmico, lo cual le augura una vida muy corta.

SpaceIL era uno de los competidores del Premio Google Lunar X, un concurso internacional creado para enviar el primer vehículo privado a la Luna. El concurso se declaró desierto hace tiempo, pero los israelíes lo tomaron tan en serio que su misión está lista para tomar vuelo.

La misión consiste en un viaje de aproximadamente dos meses, desde el despegue hasta el alunizaje, y una vez que llegue se encargará de tomar imágenes y transmitirlas de regreso a nuestro planeta. También estudiará el campo magnético de la Luna, utilizando un magnetómetro a bordo, ya que aterrizará en una zona que se conoce por tener algunas “anomalías magnéticas” llamada Mare Serenitatis. Luego, la sonda activará sus motores para “explorar por la superficie, saltando de un punto a otro.

Su vida útil será de dos días, muy corta en tiempo, pero grande en significado pues si todo sale bien, Beresheet se convertirá en la primera misión patrocinada con dinero privado (que sepamos) de la historia que pone un vehículo en una superficie fuera del planeta; lo cual ha desatado polémica pues hasta el ahora solo los gobiernos habían sido los encargados de enviar dichos artefactos a la Luna.

El presupuesto general para la misión es de 90 millones de dólares de los cuales aproximadamente 2 millones provienen del gobierno israelí. La mayor parte del presupuesto fue financiado por un empresario israelí de Sudáfrica llamado Morris Kahn y la Fundación Adelson Family, una organización benéfica de Los Ángeles que apoya a Israel.

Beresheet está programada para comenzar su exploración lunar el 11 de abril.

Fuente: Código espagueti
Fotografía: codigoespagueti.com