El amotinamiento de Litchfield que duró toda la quinta temporada de Orange is the New Black, definitivamente es una de las mejores piezas de televisión que han existido en la historia. No sólo está escrita de una forma insólita, sintetizando tres días en distintos episodios, sino llegando al punto más alto de la ola metafórica en la que se encuentran los personajes principales. Pero… como toda ola, sus historias están a poco tiempo de caer y explotar junto a la costa.

27 de julio es la fecha en la que volverá la aclamada serie de Netflix y definitivamente nada volverá a ser igual. Algunas prisioneras fueron enviadas a otras cárceles y las mujeres que pensaron que por fin estaban juntas, se verán aisladas, en nuevos terrenos que no serán tan amables con ellas, como podríamos esperar. El trailer ya fue lanzado y lo único que vemos es caos, así que sólo podemos imaginar que nos encontraremos con los siguientes escenarios:

Como es de esperarse, esta temporada podría marcar el inicio del final, ya que hasta ahora sólo se han confirmado 7 temporadas, y los creadores han sugerido que el show está a punto de terminar. La división de las prisioneras en distintas cárceles refleja los cambios en las últimas temporadas de Breaking Bad y The Americans, lo cual daría paso a una trama que –aunque se desarrolle en distintos lugares– convergerá al final, concluyendo distintos arcos de personaje, y aunque quizá terminemos insatisfechos con algunas, terminará de forma exitosa.

Morirán otros personajes

r Possey, pero ahora será tiempo de preocuparnos por más. En el avance, vemos que aquellas que se encuentran en nuevas prisiones, se enfrentarán a distintas peleas y círculos violentos, ya que posiblemente serán cárceles de seguridad máxima, lo cual pondrá en riesgo sus vidas si continúan con sus fuertes personalidades, negándose a cambiar o a someterse ante la ley. Distintos miembros del cast han asegurado que los fanáticos quedarán sorprendidos e impactados por lo que sucederá.

Todo irá en decadencia

Uno de los comentarios que se repite entre las miembros del cast es que nada puede mejorar, y que –como vimos en la temporada pasada- todo irá hacia abajo. Aunque parece que la serie mantendrá su esencia que mezcla drama con humor, definitivamente todo empeorará para las prisioneras y las personas allegadas a ellas. Estamos lejos de los episodios en los que aprendíamos de sus historias y ahora es momento de ver hacia dónde se dirigirá todo.

Veremos consecuencias reales

Todo lo anterior apunta a que finalmente veremos consecuencias duras de lo que sucedió durante el amotinamiento de la temporada cinco, y que no todas saldrán bien libradas. Aunque en la red ya hay algunos spoilers, nos limitaremos a decir que no será nada impredecible y que los castigos irán desde lo sencillo hasta lo brutal, así que, sin duda será una temporada de más dolor y de menos risas.

Ya falta menos para saber qué sucederá. Todos los episodios serán lanzados el 27 de julio así que sólo se necesitará hacer un bingewatch para conocer el destino de las prisioneras. La serie es una de las más fuertes de Netflix y seguramente mantendrá su calidad hasta el último momento, así que nadie saldrá decepcionado.

Fuente: culturacolectiva.com
Fotografía: culturacolectiva.com