La ciencia ha establecido los comportamientos de la niñez que predicen el éxito en la vida posterior, ya sea que signifique un logro educativo, tener un trabajo importante o un ingreso alto. Obviamente, el éxito es subjetivo.

Esto es lo que los investigadores han descubierto que hacen los niños con un futuro extremadamente brillante.

1. Tienen buenas habilidades de lectura y escritura

Una investigación publicada en la Revista de Personalidad y Psicología Social analizó datos de 346,660 estudiantes estadounidenses de secundaria en 1960.

Después de consultar con los participantes 11 y 50 años después, la autora principal Marion Spengler y sus coautores encontraron que tener menos problemas con la lectura y la escritura se asociaba significativamente con un mayor logro educativo, la búsqueda de un trabajo más prestigioso y un ingreso más alto.

2. Están interesados ​​en la escuela

La investigación de Spengler encontró que la atención cuando se trata de la escuela también es un predictor de éxito.

“Nuestra investigación encontró que los comportamientos específicos en la escuela secundaria tienen efectos duraderos para la vida posterior.”

3. Son estudiantes responsables

El equipo de Spengler concluyó que ser un estudiante responsable, por ejemplo, asistir a la escuela, hacer su tarea y tomarse los exámenes seriamente, sugiere que su vida adulta probablemente sea bastante fructífera.

4. Hacen tareas domésticas

Julie Lythcott-Haims, ex decana de estudiantes de primer año en la Universidad de Stanford y autora de ‘Cómo criar a un adulto’ dijo a Business Insider:

“Si los niños no están lavando los platos, significa que alguien más está haciendo eso por ellos, y entonces están absueltos no solo del trabajo, sino también de aprender que el trabajo tiene que hacerse y que cada uno de nosotros debe contribuir para el conjunto.”

Ella basó esta afirmación en un estudio de 80 años de antigüedad llamado Harvard Grant Study, que encontró que el mayor predictor del éxito de una persona es si hacía las tareas domésticas cuando era niño.

5. Se les enseña matemáticas desde el principio

Un metaanálisis de 2007 a 35,000 niños en edad preescolar en los Estados Unidos, Canadá e Inglaterra descubrió que desarrollar habilidades matemáticas desde el principio puede sumar una gran ventaja.

El investigador de la Universidad Northwestern y coautor del estudio, Greg Duncan, dijo en un comunicado de prensa:

“La importancia primordial de las habilidades matemáticas tempranas (comenzar la escuela con un conocimiento de los números, el orden numérico y otros conceptos matemáticos rudimentarios) es uno de los acertijos que surge del estudio.”

El dominio de las habilidades matemáticas tempranas no solo predice el logro matemático futuro, sino que también predice el logro de la lectura en el futuro.

6. Desafian a sus padres

Si tus hijos son rebeldes, aguanta el enojo, porque en realidad podrías estar haciendo algo bien.

Un estudio publicado en Developmental Psychology hizo un seguimiento de los niveles de ingresos y educación de los niños que asistieron a las escuelas de Luxemburgo en la década de 1960.

Aquellos que estaban dispuestos a resistir la autoridad y desafiar a sus padres tendían a permanecer en la escuela más tiempo y tenían más probabilidades de continuar su educación.
Fuente: actitudfem.com
Fotografía: actitudfem.com