Una bebida súper especial, fresca, delicioso sabor, excelente para después de hacer ejercicio, te llena de energía, seguro que te va a encantar.

Ingredientes:

1 taza de espinacas previamente lavadas y desinfectadas, 1 plátano maduro congelado, el jugo de dos limones, 1/2 taza de yogur natural sin azúcar, una taza de leche y una cucharada de miel.

Receta:

Como todo batido, la preparación de este smoothie no puede ser más que sencillo, sobre todo si cuidamos de una noche antes congelar el plátano cortado en trozos dentro de una bolsa plástica resellable, y de lavar, desinfectar y remover el exceso de agua de las espinacas.

Tan fácil como: coloca los ingredientes en la licuadora y bate hasta alcanzar una textura cremosa y tersa.

Fuente: Directo al Paladar

Fotografía: Directo al Paladar