Científicos de la UNAM advirtieron que no debe apreciarse a simple vista, el eclipse solar parcial, que podrá observarse el próximo lunes 21 de agosto en México. Tampoco se deben usar lentes oscuros, no importa que tan sombríos sean, ni utilizar radiografías.

Los expertos recomendaron usar sólo aquellos lentes certificados con la norma ISO, pues cualquier otro puede dañar la retina.

Explicaron que también se puede apreciar este fenómeno, con un cristal de vidrio de soldador del número 14, que se consigue en cualquier ferretería y cuesta 20 pesos; y con un telescopio que tenga un filtro adecuado.

Una manera sencilla y segura de observar el avance del eclipse es hacer una proyección con un telescopio o binoculares y si de plano el fenómeno astronómico le toma a uno por sorpresa, se pueden utilizar dos cartulinas, dos hojas, “hacen un hoyito, proyectan en la otra y ahí podrán ver el eclipse parcial”, señaló en conferencia, Gloria Delgado Inglada, del Instituto de Astronomía de la UNAM.

El único instante seguro en el que se podría ver directamente el eclipse es justo cuando la luna tapa por completo el disco solar, “no antes ni después”, situación que no ocurrirá en el caso de México.

La científica explicó que este fenómeno del 21 de agosto, llamado el gran eclipse americano, lo que tiene en particular es que atravesará de lado a lado Estados Unidos, lo cual no ocurre desde hace mucho tiempo.

En las entidades del centro y sur del país se podrá observar hasta en un 25%, en promedio, y solamente en Estados Unidos el eclipse será total.

Fuente: Dinero en Imagen
Fotografía: dineroenimagen.com