Se convertirá el municipio de Querétaro en la primera ciudad del país en prohibir el uso de bolsas de plástico en centros comerciales y negocios, a través de una reglamentación, informó el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega.

Indicó que como parte del Plan Municipal de Atención al Cambio Climático, que impulsará el Municipio capitalino, se propondrá que se utilicen únicamente bolsas reciclables con el fin de disminuir efectos contaminantes.

“La propuesta será lanzar una acción reglamentaria para que en Querétaro se prohíba de manera total en el municipio, el uso de las bolsas de plástico que son altamente contaminantes para nuestro entorno”.

Dijo que entregarán cuatro bolsas reciclables a los habitantes de cada casa habitación, donde se entregará información del Programa de Cambio Climático, las acciones que realiza el gobierno y cómo pueden colaborar los ciudadanos.

Señaló que esta disposición será comunicada a todo el sector empresarial de Querétaro, y una vez implementada, se aplicarán sanciones ejemplares para quienes utilicen bolsas de plástico.

“Querétaro tiene que dar el paso a nivel nacional como el primer municipio en donde ya no utilicemos este tipo de bolsas y será una acción muy potente que contribuirá en este proyecto medio ambiental”.

Estimó que esta propuesta requiere de una reforma reglamentaria, la elaboración de bolsas reciclables y la entrada en vigor de la normatividad; el objetivo –dijo- es que para diciembre, ninguna tienda departamental otorgue bolsas de plástico.

Adelantó que las bolsas serían compradas a través de un concurso nacional por las dimensiones del programa, y serán entregadas a las familias queretanas derivado del pago del impuesto predial.

Manifestó que se requerirá del apoyo de los habitantes del municipio, pues en la actualidad son 90 mil unidades económicas las que utilizan bolsas de plástico diariamente y las siete tiendas grandes de conveniencia que tienen 465 establecimientos.

“Aquí todos tenemos que contribuir, no podemos jugar con este tema, es asunto de carácter urgente. Tenemos que tomar una decisión disyuntiva, radical y eso es lo que está haciendo el municipio, si se va al estado será mejor”.

El alcalde señaló que para aprobar esta propuesta, se están valorando modificar el reglamento de ecología, o bien, establecer un nuevo reglamento de cambio climático.

Anunció también que se analiza convertir a los predios urbanos baldíos en granjas de árboles, para que los espacios ociosos se puedan convertir en un área que genere riqueza para los habitantes y contribuya para disminuir el cambio climático.

“Si generamos incentivos de carácter fiscal desde el municipio de Querétaro, estos espacios pueden ser utilizados para modificar el uso que hoy tienen. Cuando digo granjas de árboles no significa que se planten y queden para siempre, estoy hablando de la plantación de árboles para que tengan un crecimiento y posterior plantación en otros espacios”.

Fuente: diariodequeretaro.com.mx
Fotografía: diariodequeretaro.com.mx