El efecto de este té es inmediato y también tiene efecto a largo plazo pues se enfermarán menos y si se enferman tendrán mejor defensa.

Su actividad farmacológica es de antiespasmódico, antitusivo, antiviral, antibacterial, antiséptico y expectorante.
Este remedio casero y natural lo pueden tomar niños desde 4 años en esa dosis y si se requiere para menores entonces se hace muy suavecito con la tercera parte de ingredientes.

1 Trocito de jengibre 2 cm2

2 clavos de olor

1 rajita de canela

5 hojas secas de orégano pequeño

1 rebanada de cebolla

1 limón jugo

2 cucharadas de miel

Tomar una taza cada tres horas durante la enfermedad, después se puede tomar una vez en ayuno por un tiempo de 1 mes para reforzar el sistema inmunológico.

Fuente: http://naturistaalfonso.com
Fotografía: http://naturistaalfonso.com