Inicio Espectáculos ¿Por qué se habla de la «maldición de Glee»?: Las tragedias y...

¿Por qué se habla de la «maldición de Glee»?: Las tragedias y conflictos que han marcado al elenco

73
0

El caso más reciente es la muerte de la actriz Naya Rivera, sin embargo, en los últimos años se han conocido suicidios, abusos y arrestos.

Desde su estreno en 2009, Glee se convirtió en una de las series más exitosas a nivel mundial. De ahí salieron grandes talentos como Lea Michele, Cory Monteith, Melissa Benoist y Darren Chris, entre muchos otros.

Sin embargo, con el correr de los años, el infortunio parece perseguir a sus protagonistas, quienes se han visto (o vieron) envueltos en casos de suicidio, sobredosis, violencia doméstica y depresión.

De hecho, la desaparición de la actriz Naya Rivera en un lago de Los Angeles –cuya muerte fue confirmada este lunes-, trajo de vuelta todos los malos sucesos que ocurrieron tras el final de la producción creada por Ryan Murphy, como las muertes de Cory Monteith y Mark Salling, quien se vio envuelto en un escándalo de pornografía infantil.

 En redes sociales no dudan en hablar de la «maldición» de Glee. 

1. La desaparición de Naya Rivera

Quien interpretaba a Santana Lopez en la serie, desapareció el pasado 10 de julio, luego de salir a navegar en un bote con su hijo en el Lago Piru (California). Ese mismo día las autoridades encontraron al pequeño a salvo, pero no hubo rastros de la actriz.

Este lunes 13 de julio, sin embargo, la policía de EEUU confirmó que encontró el cuerpo de Rivera. 

En 2017, Rivera fue arrestada por agredir físicamente a su ex pareja y fue detenida después de la denuncia telefónica que hizo Ryan Dorsey, pero Naya recuperó la libertad después de pagar una fianza de mil dólares.

Fox

2. La muerte de Cory Monteith

El actor que interpretaba a Finn Hudnson en la serie, murió a los 31 años de una sobredosis de alcohol y heroína en un hotel de Vancouver en julio de 2013. Su muerte fue parte de la historia cuando Murphy decidió despedir a su personaje en pantalla en el tercer episodio de la quinta temporada.

Fox

3. Arresto por pornografía infantil y suicidio de Mark Salling

El mismo año que falleció Monteith, Mark Salling fue denunciado por agresión sexual. En 2017 se declaró culpable en la causa por tenencia de pornografía infantil y mientras esperaba la condena se suicidó, siendo encontrado a la orilla de un río en Sunland.

Fox

4. Filtración de fotos privadas de Lea Michele, Melissa Benoist, Becca Tobin y Heather Morris

La primera en pasar por esto fue Heather Morris, quien interpretaba a Brittany Pierce. En 2012 fue víctima de un hacker informático y se viralizaron fotos íntimas donde aparecía desnuda. Lo mismo ocurrió en 2014 pero las víctimas fueron Lea Michele, quien personificó a Rachel Berry, Melissa Benoist, quien interpretaba a Marley Rose; y Becca Tobin quien hizo el papel de Kitty Wilde.

Fox

5. Muerte del novio de Becca Tobin

La pareja de Becca Tobin fue encontrado sin vida en la habitación de un hotel en Filadelfia. Tenía 35 años y la autopsia determinó que sufrió un ataque al corazón.

Fox

6. Suicidio de Nancy Motes

Según la prensa estadounidense, la media hermana de la reconocida actriz Julia Roberts y asistente de producción en Glee, se suicidó en su casa de Los Ángeles en 2014. En la carta que dejó culpó a sus “supuestos hermanos” por la depresión que la afectaba.

7. Violencia doméstica de Melissa Benoist

La actriz que ahora interpreta a «Supergirl» y participó de la última etapa del programa, reveló en un video en 2019 que había sufrido violencia de género de parte de su ex esposo, Blake Jenner, quien también era parte del elenco “Glee”. “Empezó casi después de cinco meses que nuestra relación comenzó y la violencia escaló casi igual de rápido”, detalló en ese momento Benoist.

Fox

8. Acusaciones de racismo y clasismo de Lea Michele

La actriz, que actualmente se encuentra en su última fase de embarazo, fue acusada hace algunas semanas de racismo y una actitud transfóbica por varios de sus ex compañeros del programa. La serie de denuncias empezó cuando Samantha Ware la responsabilizó de convertir su “vida en un infierno” durante las grabaciones.

Fox