Cruz Antonio Contreras Mastache forma parte del equipo del filme nominado a Mejor Película Animada en la edición número 91 de los premios que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

Cruz Antonio Contreras Mastache, joven originario del municipio de Iguala, forma parte del equipo de animadores de la película Spider-Man Into The Spider-Verse, que está nominada al Premio Oscar por Mejor Película de Animación. En entrevista telefónica, el joven de 28 años de edad, dijo que desde hace siete años dejó Guerrero, su estado natal y ahora vive en Vancouver, Canadá, donde trabaja para la compañía Sony Pictures Animation.

Relató que se siente orgulloso de ser de Iguala y mexicano, pero lo que más le gusta es ver que el trabajo de animación de una película donde él participa la vean sus paisanos y su familia. “Una de las cosas que a mí me encantan es ir a ver las películas que yo hago a Iguala y las voy a ver con mi familia, y me encanta que hay gente de Iguala que está viendo un trabajo que yo hice y me siento orgulloso de poder representar a los igualtecos aquí”, afirmó. Cruz Antonio hizo sus estudios de primaria y secundaria en Iguala y la preparatoria en el Tec de Monterrey, campus Cuernavaca, en la especialidad de Estudio, Animación y Arte Digital, y posteriormente continuó preparándose en Argentina en la especialidad de Simulaciones Dinámicas. Su participación en Spider-Man Un Nuevo Universo, con la compañía Sony Pictures Animation, quien forma parte del equipo, fue darle efecto visual al personaje de manera física, en su ropa, cabello. “Me encargo de hacer los efectos visuales que giran alrededor de un personaje, esto es las simulaciones dinámicas de la ropa y el pelo. Si un personaje va corriendo y el viento le está pegando de frente, yo tengo que hacer como reaccionaría a físicamente la ropa o el pelo ante esta situación. “Si la ropa esta mojada, se está quemando, si está usando una capa, si el material de la ropa es pesada o liviano; todas esas cosas me encargo de hacerlas”, apuntó.

Fuente: Milenio
Fotografía: milenio.com