Los principales negociadores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre México, Canadá y Estados Unidos firmaron un acuerdo de confidencialidad para que ningún país difunda las propuestas de sus contrapartes para modificar el tratado, según medios locales.

El acuerdo de confidencialidad incluye una lista de reglas para prevenir que sean distribuidos textos, correos electrónicos, propuestas y presentaciones de cada uno de los equipos negociadores.

De acuerdo con la información difundida aquí por la cadena pública de noticias CBC, el acuerdo tiene dos excepciones: el material puede ser compartido internamente con los funcionarios comerciales y externamente con los especialistas que consulta cada una de las partes en las rondas de negociación.

Los materiales serán estampados con la leyenda “Confidencial” y cuando no se estén utilizando serán resguardados en estantes seguros y con claves de acceso.

El acuerdo de confidencialidad establece que expirará cuatro años después de que concluyan las negociaciones.

Asimismo, el convenio señala que las delegaciones pueden compartir sus materiales con quienes deseen, pero no así los de sus contrapartes. El objetivo “es mantener la confidencialidad de los documentos, al mismo tiempo que permite a las partes negociadoras desarrollar sus posiciones (…), comunicarse internamente (…) y comprometerse con su público cuando lo consideren apropiado para desarrollar y comunicar sus propias posiciones”, indica el documento.

A propuesta de la administración del presidente estadunidense Donald Trump, los tres países miembros del TLCAN iniciaron la semana pasada una serie de siete rondas de renegociación, que planean concluir antes de que termine este año.

Fuente: La Razón
Fotografía: josecardenas.com