El presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, manifestó su tristeza y descontento con los legisladores faltistas e impuntuales, lo que, aseguró, no dignifica al Congreso.

Al inicio de la sesión de este martes, en la que compareció el Secretario de Educación Pública, Muñoz Ledo expresó su descontento al ver la mayoría de las curules vacías, mientras pocos presentes ponían atención.

Como todos los días de sesión, el presidente llegó puntual. Eran las 11 de la mañana y sólo había 224 legisladores presentes, por lo que no había quórum para comenzar.

Vamos a dar quince minutos para que haya quórum. Si no lo hubiera, de acuerdo con el Reglamento, se levantaría la sesión. Además, debo externar mi personal sentimiento de tristeza al ver casi todas las curules vacías. Hemos venido aquí para dignificar el Congreso, no para seguirlo ofendiendo”, dijo Muñoz Ledo.

Así, 17 minutos después abrió la sesión con 373 presentes, pero más tardó en dar paso a la comparecencia que el tiempo en el que poco a poco los diputados fueron desalojando el lugar.

La comparecencia de Otto Granados se llevó a cabo ante un pleno semivacío y sólo algunos de los presentes pusieron atención.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com.mx