El gobierno de Barack Obama ya terminó, pero nos dejó muchas cosas. Puedes estar en contra o a favor de las decisiones que tomó cuando estaba al mando de su país, pero todos podemos estar de acuerdo con que la relación con su esposa, Michelle Obama, está llena de amor y ternura.

Siempre van tomados de la mano y haciéndose bromas, parecen tan enamorados como un par de adolescentes y después de 26 años de matrimonio, Barack sabe exactamente qué es lo que hace que una relación funcione. Por eso cuando Dan Pfeiffer, el exdirector de comunicación de la Casa Blanca, estaba pensando en mudarse con su novia se lo mencionó al entonces presidente y él le dio tres consejos que pueden servir para todos los que quieren saber si encontraron a «esa» persona.

Los consejos de Obama para el amor

En su nuevo libro sobre la presidencia de Obama, Yes we (still) can, Pfeiffer recordó los tres consejos para el amor que recibió de su jefe:

«¿Así que se van a mudar juntos? Ella es esa persona, ¿no? Obama siempre estuvo muy orgulloso de los cientos de relaciones que habían surgido de sus campañas y sus administraciones. Por ejemplo, en 2016, yo fui a cuatro bodas diferentes de personas que se habían conocido mientras trabajaban para Barack Obama. Una de esas era la mía.

Él continuó, “Este es el consejo que le doy a todos sobre el matrimonio — ¿ella es alguien que encuentras interesante?

Al principio estaba confundido por la pregunta, pero me imaginé que debía de tener un punto.

“Vas a pasar más tiempo con esta persona que con cualquier otro por el resto de tu vida, y no hay nada más importante que siempre querer escuchar lo que tiene que decir sobre las cosas”, continuó Obama.

“¿Te hace reír? Y no sé si quieres hijos, pero si quieres, ¿crees que puede ser una buena madre? La vida es larga. Estas son las cosas que de verdad importan en el largo plazo”.

Acabábamos de llegar al avión, y el mundo estaba esperando a que saliéramos.

“Howli es increíblemente interesante, más graciosa que yo, y va a ser una madre fenomenal”, le dije al presidente.

“Suena a que es la elegida, suertudo”, me dijo Obama mientras salía de la limusina y se dirigía a las escaleras para subir al Air Force One.

Un año después Howli y yo estábamos comprometidos. Y ese es el consejo que ahora le doy a todos sobre las relaciones.»

Ahora que Obama ya no tiene la presión de presidir un país podría dedicarse a escribir sobre relaciones y seguramente tendría mucho éxito.
Fuente: vixmujer.com
Fotografía: vixmujer.com