Una dieta sana protege tu salud renal

La dieta sana juega un papel muy importante en la mejora de la salud de los riñones y el tratamiento de la enfermedad renal. También es importante llevar una alimentación equilibrada y sana si se quieren evitar trastornos como las piedras o cálculos en el riñón. Además, una buena alimentación no solo protege nuestros riñones, sino la salud en general y nos hará sentir mejor.

Qué dieta debo seguir para proteger los riñones

«Una dieta baja en sal y en proteínas animales. Así como evitar comidas preparadas y enlatadas, excepto las que sean de muy bajo contenido de sal», señala el doctor Manuel Angoso, nefrólogo y responsable de la Unidad de Chequeos de Vithas Valencia 9 de Octubre.

En cualquier caso, «se debe consultar con el médico, dado que las restricciones de comida irán modificándose y ajustándose según los estadios de la enfermedad renal que presente el paciente», insiste el especialista.

Síntomas de enfermedad renal

Pese a que el diagnóstico debe realizarlo un médico, el doctor Manuel Angoso te indica cuáles son las señales de alarma de que puede haber un problema en tus riñones.

Orina

Nausea o vómitos, comida con sabor metálico, cambio en el aliento del paciente (huele a amoníaco).

Levantarse por la noche a orinar. En los varones puede ser una señal de problemas de próstata.

A continuación, te damos algunas indicaciones para cuidar de tu salud renal. Empezamos por lo básico, beber abundantes líquidos.

Beber mucha agua

Para una buena salud renal, hay que mantenerse bien hidratado y, para ello, beber al menos dos litros de agua al día.

Asimismo, hay que seguir una dieta basada en alimentos variados y con una dosis adecuada de calcio para preservar la salud de los riñones.

salmon

© Adobe Stock

Escoge alimentos cardioprotectores

Hay que escoger, por otro lado, alimentos que cuiden la salud cardiovascular, ya que se evita que las grasas se acumulen en los vasos sanguíneos, el corazón y los riñones. Es el caso, por ejemplo, del pescado azul, las frutas y las verduras.

hoja-verde

© Adobe Stock

Verduras de hoja verde

Contienen una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, sustancias buenas para la salud renal. Es el caso de las espinacas, la coliflor, el brócoli, las acelgas o la lechuga. Sin embargo, también pueden contener altas dosis de potasio. En este caso, las personas que están siendo dializadas tienen que tomarlas con moderación. Lo importante es consultar con el especialistas.

integrales

© Adobe Stock

Alimentos integrales

Los hidratos de carbono no están prohibidos en una dieta que cuide de tu salud renal. Consume los integrales y es conveniente que evites los refinados (aquellos que se han sometido a un proceso de purificación y se ha eliminado la cáscara, por ejemplo, el azúcar blanco, el arroz o la pasta no integral).

frutos-rojos

© Adobe Stock

Frutos rojos

Las moras, frambuesas, arándanos o las fresas son alimentos ricos en antioxidantes, sustancias que retrasan el daño celular, algo que repercutirá en la salud renal. Además, contienen menos azúcar que otras frutas, por lo que pueden convertirse en una buena alternativa cuando necesites tomar algo dulce.

manzanas

© Adobe Stock

Toma manzanas

No solo son una excelente alternativa para el postre, la merienda o cuando te asalte el hambre. Las manzanas también protegen tu salud cardiovascular, disminuyen el colesterol y todo ello repercute en una mejor salud renal. Estos beneficios se lo deben a la pectina, un tipo de fibra que además regula la glucosa en sangre.

ajo

© Adobe Stock

Ajo

Además de ser un buen alimento para la salud general, es un gran aliado de tu cocina para proteger los riñones, puesto que ensalza los sabores y puedes utilizarlo como sustitutivo de la sal.

yema-huevo

© Adobe Stock

Huevo

Pese a que el huevo no está excluido dentro de una dieta para cuidar la salud de los riñones, sí debes tener en cuenta que si sufres una patología renal, es problable que te recomienden disminuir el consumo de este alimento. O, al menos, no abusar de la yema, para evitar grandes cantidades de fósforo en tu organismo, un mineral que puede dañar los riñones si hay un exceso en la dieta.

alcohol

© Adobe Stock

Alcohol

El alcohol tiene a producir una mayor eliminación de líquidos que junto con el calor que hace durante el verano nos pone en riesgo de deshidratarnos. La deshidratación puede producir bajadas importantes de tensión arterial en particular en aquellos que están tomando tratamiento antihipertensivo o incrementar el riesgo de producir piedras en el riñón. Por eso es frecuente que muchos pacientes tengan ataques de litiasis renal al finalizar el verano.

sal

© Adobe Stock

Evitar la sal

Hace que aumente tu presión arterial, y si la tienes alta, hará que tu corazón trabaje a un ritmo más forzado. Esto puede producir, a la larga, un daño en los vasos sanguíneos, incluídos los del riñón. Si esto ocurre, estos órganos no trabajan bien y no eliminan los desechos o excesos de líquido, intoxicando todo el organismo.

comida-preparada

© Adobe Stock

Evita la comida preparada

Como te decíamos, en una dieta renal hay que disminuir la cantidad de sal. Y los alimentos precocinados, así como los típicos de la comida rápida suelen ser ricos en este mineral. De ahí que los expertos te aconsejen que optes siempre por alimentos naturales y evites, en la medida de lo posible, este tipo de productos.

carne

© Adobe Stock

Cuidado con las proteínas

Son necesarias para nuestra salud. Sin embargo, cuando existe un problema renal, hay que consumirlas con moderación y siempre con el asesoramiento del médico. Cuando el organismo tiene que recurrir a las proteínas para obtener energía (algo que ocurre en las dietas rápidas hiperprotéicas) o tiene un exceso de estas se producen productos de desecho como los cuerpos cetónicos o la urea. Los riñones son los encargados de eliminarlos pero si hay un exceso o comienzan a funcionar mal se produce una sobrecarga.

Fuente: mx.hola.com/estar-bien/galeria/20200807173303/dieta-sana-alimentos-rinones/1/
Por: NURIA SAFONT