Soldados mexicanos esperan mientras una carga de equipo de protección personal enviada por China a México para ayudar en la lucha contra la nueva pandemia de coronavirus se descarga de un avión a su llegada al aeropuerto de Ciudad de México el 7 de abril de 2020. PEDRO PARDO / AFP

El cargamento incluye mil 184 cajas con aproximadamente un millón de mascarillas y 800 mil guantes para la protección de los trabajadores de salud en el país

Alrededor de las 21:00 horas del martes 7 de abril aterrizó en la Ciudad de México el avión Misionero de Paz de Aeroméxico con más de 10 toneladas de insumos médicos comprados en China para hacer frente a la contingencia provocada por el virus COVID-19.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó en la conferencia de prensa vespertina que fue el sábado pasado que un avión “rentado y facilitado por Aeroméxico” se fue a Shanghái, China con funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y con el objetivo de traer a México los insumos que fueron adquiridos a lo largo de las últimas semanas. La compra fue realizada por la SRE en coordinación con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

El Gobierno de México, a través de un comunicado, anunció que en el embarque “se trajeron 1,184 cajas con 10.1 toneladas de guantes de exploración y mascarillas KN95 de Shanghai, que son productos indispensables en las labores de tratamiento y cuidado del COVID-19, bajo la normatividad y pautas establecidas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios”.

El subsecretario afirmó que los esfuerzos de búsqueda llevaban de tres a cuatro semanas, y reconoció la “participación indispensable” de la cancillería mexicana y de su equipo directo, quienes han formado parte del proceso de búsqueda de insumos en todo el país hasta encontrar los adquiridos.

El subsecretario de Salud Hugo López Gatell durante la conferencia de prensa matutina del 7 de abril de 2020 (Foto: Cortesía Presidencia)

El subsecretario de Salud Hugo López Gatell durante la conferencia de prensa matutina del 7 de abril de 2020 (Foto: Cortesía Presidencia)

En el cargamento del 7 de abril llegaron insumos de protección personal: guantes, mascarillas, mascarillas KN95, gorros, gafas de protección, entre otros. “Esto nos va a permitir cubrir prácticamente el 100% de la necesidad de equipos de protección personal para las unidades de salud del sistema nacional de salud”, declaró López Gatell.

Este no será el único vuelo: se ha establecido un puente aéreo entre México y China, un continuo “ir y venir” de aeronaves para transportar diversos equipos y suministrar al país durante la crisis sanitaria. “Vendrán próximamente ventiladores, monitores, y otros equipos más especializados”, informó el subsecretario. Se calcula que la frecuencia del puente aéreo sea de dos a tres vuelos semanales.

Al ser cuestionado durante la conferencia vespertina por la razón del origen de los insumos adquiridos, López-Gatell afirmó que por el momento los embarques sólo vendrán de China porque es el país en el mundo donde se consiguió la mayor dotación “que nos permite resolver de manera inmediata las necesidades”. También dijo que la exploración de otros mercados ha sido amplia.

“Otros países, sobre todo en la región europea, ahorita están teniendo enormes dificultades por la propia necesidad que tienen pero además por disposiciones gubernamentales en algunos casos se ha restringido la salida de insumos para la salud de esos países”, declaró, repitiendo que actualmente el país que sí cuenta con insumos médicos tanto en existencia como disponibilidad es China.

PEDRO PARDO / AFP

PEDRO PARDO / AFP

Sin embargo, durante la conferencia de prensa vespertina del 7 de abril no fue cuestionado sobre la compra de mascarillas a sobreprecio de China.

En una entrevista con Richard Ensor, corresponsal para México del diario The Economist publicada en Medium, el funcionario de la Secretaría de Salud (SSa) reveló que México efectivamente tuvo que recomprar mascarillas que le había vendido previamente a China durante el inicio de la pandemia de coronavirus.

“En retrospectiva, quizá no debimos haberlo hecho (venderles las mascarillas)”, aseguró López-Gatell. “No lo hicimos. Pero no las recompramos a 30 veces (su precio), fue menos”, añadió, sin dar más detalles sobre el costo que tuvo volver a comprar equipo que México ya había producido.

“No haberlas vendido hubiera involucrado tomar decisiones en febrero que hubieran sido extremadamente disruptivas. Por ejemplo, hubiéramos necesitado que el gobierno declarara el estado de emergencia sanitaria en ese momento, anticipándonos a lo que estaba por venir, afectando completamente la dinámica social, económica y política”, destacó el funcionario.

Un policía resguarda una calle peatonal de la Ciudad de México durante la crisis sanitaria en el país (Foto: Reuters/Carlos Jasso)

Un policía resguarda una calle peatonal de la Ciudad de México durante la crisis sanitaria en el país (Foto: Reuters/Carlos Jasso)

Sobre la calidad de los productos y su evaluación, el funcionario afirmó que todo lo que se compra está sujeto a una revisión técnica, nombrado a un comando operativo que incluye a David León, coordinador general de Protección Civil, y al Dr. Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades.

Aseguró que se ha coordinando con especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán la identificación de catálogos de productos, los distintos insumos, y cuáles sí y cuáles no corresponden a lo que se necesita en el país. “Varios han sido descartados y se quedan solamente los apropiados y con garantía de calidad”, dijo López Gatell.

Al hablar sobre el posible uso de propuestas de prototipos por diferentes organizaciones ciudadanas, el subsecretario afirmó que ve “una ruta crítica” que haría factible la fabricación y el uso de algunos. Sin embargo, también aseguró que no todas las respuestas son realistas o factibles. “Se han evaluado múltiples prototipos y ha habido agradecimiento a todas las organizaciones ciudadanas, iniciativas, grupos académicos, que han mandado múltiples propuestas”.

Para la evaluación de distintos prototipos de emprendedores mexicanos se instauró desde hace dos semanas y media un grupo técnico coordinado por la Secretaría de Economía, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, la Secretaría de Salud, y diversos grupos de ingenieros. Recordó que los procesos de fabricación de este tipo de dispositivos, dado su uso en salud y uso humano, requieren los estándares más altos tanto de seguridad industrial en el proceso de fabricación como las especificaciones técnicas correctas.

 

Cortesía

“Se ha hecho una exploración muy sistemática, muy transparente, se ha puesto a disposición de varios las evaluaciones apropiadas”. También informó que instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de Marina y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, cuentan con áreas de simulación para este tipo de equipamientos, como modelos de pulmones artificiales que permite evaluar diferentes parámetros.

Los insumos médicos fueron recibidos por autoridades de la Secretaría de Salud en el hangar Sexto Grupo Aéreo y Personal Militar, mientras que fue acompañado por Martha Delgado, subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE.

De acuerdo a la dependencia federal, lo adquirido se repartirá al IMSS, a secretarías de Salud de los estados, Petróleos Mexicanos, al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a la Secretaría de Marina, al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), a la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, y al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social.

En México el número de casos de personas infectadas por COVID-19 aumentó a 2,785 pacientes confirmados, reportó la Secretaría de Salud (SSa). La cifra de víctimas fatales aumentó a 141.

Fuente: infobae.com/
Por: infobae.com/