Este domingo fue el Maratón en la Ciudad de México, para muchos el día más esperado del año.

Tras 34 ediciones, esta competencia que busca estar entre los mejores maratones del mundo, ha acumulado anécdotas, récords, y curiosidades. Te contamos algunas de ellas.

Seguro notaste que en algunas avenidas como Reforma e Insurgentes hay una línea azul.

Esta es la guía para que los participantes no se pierdan y sepan cuál es la ruta. Para pintar la línea, el gobierno capitalino y el Instituto del Deporte local realizan un dispositivo – que más bien parece una persecución – porque incluye patrullas que escoltan a la camioneta que pinta la línea a 70 kilómetros por hora, sin detenerse y en algunas vialidades en sentido contrario.

Si te preguntas por qué es tan importante esta línea, bueno, pues en 1999 el bloque femenil corrió casi 45 kilómetros, tres más de lo que debían, pues el chofer del auto guía que llevaba a los jueces se equivocó de ruta.

La ruta ha cambiado varias veces en los últimos 35 años. En la primera edición de la carrera, en 1983, los corredores salieron del Autódromo Hermanos Rodríguez para llegar a la meta en el Monumento a la Revolución.

En 1985 debido al terremoto que afectó la capital se cambiaron la fecha y la ruta. La competencia se realizó el 8 de diciembre y el recorrido se desarrolló mayormente en el sur de la ciudad, ya que el centro quedó muy afectado.

Cuatro años después, en 1989 la salida y meta se ubicaron nuevamente en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez. En 1999, por la remodelación de la Ciudad Deportiva “Magdalena Mixihuca” el maratón dejó el Autódromo.

Desde 2013, el maratón salía del Hemiciclo a Juárez y no del Zócalo como se había realizado en ediciones anteriores, la meta ha sido el estadio de Ciudad Universitaria.

Este año la ruta fue modificada, y se seguirá la misma de los Juegos Olímpicos de 1968: partirá del Zócalo hasta CU, aunque con cambios en los primeros kilómetros en tramos del Bosque de Chapultepec y de La Condesa.

El maratón no siempre fue tan concurrido como el de este año en el que competirán 40 mil corredores, la cifra más alta en la historia de esta justa deportiva.

En la primera edición participaron 7 mil 500 corredores. Para su segunda edición el número se duplicó a 15 mil, años después llegaría a los 20 mil. En 2016, corrieron 35 mil personas.

Durante 16 años los maratonistas mexicanos se apoderaron del podio. Entre 1983 y 2001 solo en tres ocasiones (dos en la rama varonil y una en la femenil) ganaron extranjeros; pero en los últimos 15 años, los corredores mexicanos solo han ganado en ocho ocasiones.

La última vez que competidores mexicanos ganan en las dos ramas fue en 2009 con Edilberto Méndez e Isabel Orellana.

Desde 2011 un mexicano no sube al podio, las medallas se han repartido entre corredores de Etiopía, Kenia y Perú.

Los kenianos Emmanuel Mnangal, Isaacke Kenboi y Rodgers Ondati ganaron los sitios 1, 2 y 3 en el XXXVI Maratón de la Ciudad de México.

En la primera edición en 1983, Casimiro Reyes y María del Carmen Cárdenas, ganadores de ambas ramas, fueron premiados con un viaje para correr en el Maratón de Nueva York.

Este año los premios son para el primer lugar 550 mil pesos; el segundo se llevará 245 mil pesos y el tercero 180 mil pesos.

Aunque nunca ha subido al podio, Miguel Ángel Vargas Villanueva puede presumir como ninguno, que este domingo correrió por 35 vez consecutiva el Maratón de la Ciudad de México. Él es el único que ha estado en cada una de las ediciones de esta carrera.

Aquel 25 de septiembre de 1983 lo hizo con el número tres mil 559, este año lo hará con el número 40 mil.

Miguel Ángel Vargas recorrió su primer maratón en 2:40 horas.

Fuente: Animal Político
Fotografía: prodigy.msn.com