Estos niños nacidos en Oaxaca luchan contra su destino para convertirse en músicos profesionales

La lucha contra el destino es algo a lo que se enfrentan cientos de jóvenes en la comunidad de Zaachila, en Oaxaca. Ahí, la pobreza orilla a muchos a unirse al crimen organizado, a no estudiar; son empujados hacia la drogadicción para olvidarse un poco de lo que diariamente tienen que vivir dadas las condiciones económicas de sus familias.

Ahí, en Zaachila, en medio del basurero municipal que día a día les recuerda con olores penetrantes su realidad, nació en 2011 la Banda de Música de Zaachila, un grupo de niños y jóvenes que a través de la música intentan desafiar a un destino que parecía estar ya escrito, pero que ellos rechazan completamente. CC News platicó con la francesa Isabelle de Boves quien, junto a las ganas de estos niños, impulsó sus sueños para convertirlos en una realidad musical.

La pobreza no ha impedido que estos niños realicen sus sueños en la música. (Foto: Andrea Mantovani)

¿Cómo comenzó todo?

Las ganas de los pequeños fueron el impulso para la creación de la Banda de Música, al menos así nos lo cuenta Isabelle. «Los niños fueron con el Padre José Rentería para que los ayudara a estudiar música porque no había nada cultural para ellos. Fue entonces que él le propuso a Camerino López, un músico que conocía en el barrio, que les diera clases», cuenta Isabelle.

Fue ahí donde comenzó a gestarse el sueño de los niños. No tenían en dónde comenzar, pero las ganas no les faltaban. «Ni el maestro ni los niños tenían instrumentos, pero eso no impidió que siguieran su camino. Les prestaron una casa aunque no había sillas ni pizarrón y ahí iniciaron las clases de solfeo», dice Isabelle de Boves, quien agrega que «como no se podían comprar los instrumentos, improvisaron con lo que tuvieran a la mano para poder tocar, desde sillas hasta mangueras».

Ya con instrumentos, los niños desean seguir aprendiendo para ser músicos profesionales. (Foto: Andrea Mantovani)

No es mentira que “la unión hace la fuerza”

Los padres de los niños comenzaron a darse cuenta del interés que tenían por la música así que con ayuda de los vecinos, empezaron a montar la escuela. Fue así que Isabelle apareció un día en Zaachila para visitar a su tía, quien le contó de la hazaña de la Banda de Música.

«Cuando fui a conocerlos tenían como estrellas en los ojos, era impresionante su brillo. Había un pequeño que gritaba que quería ser trompetista y su emoción me contagió», cuenta Isabelle. «Vendiendo tortillas, así me dijeron que comprarían sus instrumentos. Yo volví a Francia con la idea de apoyarlos y escribí a escuelas, a mis amigos y nos ayudaron con instrumentos», mencionó a CC News Isabelle, quien trabaja también en Air France.

De manera altruista, Isabelle de Boves ayuda a los niños a cumplir sus sueños en la Banda de Música. (Foto: Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia)

Los niños construyeron con sus sueños la Banda de Música

El apoyo de Air France fue fundamental, pero todo el trabajo fue realizado por los propios niños. En el primer año ofrecieron su primer concierto y cuatro años después ya tenían una sección de cuerdas, convertida en una orquesta. De ser sólo el maestro Camerino, ahora son cinco los profesores que imparten clases a esta Banda de Música.

En 2014, con el apoyo de la Fundación Air France, aunado a la cooperación de las familias, pudieron comprar un terreno en el que comenzaron a construir la escuela. «Las familias dan 60 pesos a la semana y con eso apoyan al crecimiento y es justo también por eso que las nuevas metas de Banda de Música son ofrecer un par de conciertos con el Coro Air France, que lo componen 85 cantantes», reveló Isabelle.


La Banda de Música practica para dar lo mejor en el concierto con el Coro Air France. (Foto: Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia)

Apoyar su sueño es lo que a nosotros nos toca

Isabelle le cuenta a CC News que los niños necesitan una escuela más grande y para esto, se organizarán dos conciertos en México, para los que vendrá el Coro Air France. No puede ocultar su emoción, pues esta será la presentación más grande que tienen los niños desde la creación de la Banda de Música.

«La meta es recaudar fondos para construir nuevos salones de música, para construir un nuevo taller y también para dar becas a los niños. Todos son voluntarios, los artistas tocan gratuitamente. Hay cuatro solistas que quisieron hacerlo gratis. Eso es bonito», refirió Isabelle, quien informó que uno de los conciertos será el 19 de abril a las 19:00 horas en la Sala Blas Galindo, del Centro Nacional de las Artes y el segundo será el 21 de abril en el Teatro Macedonio Alcalá, en Oaxaca, también a las 19:00 horas.

Para seguir adelante, la Banda de Música también necesita de tu donación. (Foto: Andrea Mantovani)

A Isabelle le decían que había perdido la cordura por apoyar este tipo de causas pero creer que nada es imposible para los niños la hizo también creerlo. «Todo parecía imposible. En esa comunidad ya están autorizados los sueños y ahora pedimos su ayuda para seguir cumpliéndolos», sentenció Isabelle de Boves, con quien también se pueden adquirir los boletos para estos conciertos a través del 55 12 62 06 97. En caso de que quieras apoyar con material o con algún donativo, puedes solicitar informes al correo conciertoairfrance@gmail.com.

Fuente: culturacolectiva.com
Fotografía: culturacolectiva.com