No conozco a una sola persona que haya alcanzado el éxito, sin sacrificio, sin esfuerzo, sin perseverancia.

A inicios de los años 80, Chris Gardner (lado derecho) entonces de 27 años y su hijo pequeño Chris jr, vivieron durante 1 año prácticamente en la calle.

Su esposa lo abandonó, por que Chris no podía solventar los gastos del hogar y aun que no era desobligado, puesto que trabajaba como vendedor, estaba pasando por una muy mala racha y su compañera de vida, no soporto esta situación, abandonando a Chris y su pequeño a su suerte.

Durmiendo en el baño de una estación de tren, en parques, refugios iglesias, donde los agarrara la noche. Comiendo en albergues, lugares de beneficencia, el y su pequeño hijo la estaban pasando realmente mal y no fue un día ni dos, ni siquiera semanas o meses sino un año completo.

¿Por que Chris soportó todo esto?
Cuantos de nosotros no hubiéramos corrido a buscar algo «seguro» hay quien dice prefiero ganar $100 dlls a arriesgarme a ganar $1000 o nada.

Chris habia conseguido entrar a un programa de capacitación para corredores de bolsa, motivado por lo que el habia visto a las afueras de las oficinas de la firma Dean Witter Reynolds (DWR), autos de lujo, gente bien vestida y con semblantes de no faltarles nada económicamente.

Un año completo de carencias fue lo que Chris y su hijo tuvieron que soportar para que pasado ese año y una vez conseguido el puesto su vida diera un giro de 180° grados.
Las personas éxitosas muchas veces tuvieron que sufrir para poder conseguir su objetivo, la diferencia entre esas personas y la gente común es precisamente la disciplina y perseverancia para aferrarnos a la vida que queremos.

Chris no tenía de otra, sabia bien que tenía que entregarse en cuerpo, alma y con toda pasión para conseguir ese puesto, era ganar o ganar, no se podía permitir que el sufrimiento y hambre que pasó su hijo, no valiera la pena. El no podía no esforzarse, medio trabajar, a veces echarle ganas y otras no, el sabía que tenía que exigirse más, aun cuando las lágrimas de su hijo repercutieran en el, cuando a veces comer un simple pedazo de pan no lo saciaba, no podía detenerse y tenia que ser cada vez más fuerte, mas disciplinado y sacar fuerzas de donde no las había, eso hacemos los ganadores ¡Caray!

Aun que sientas que ya no puedes más, que estas pasando por una mala racha, si tu esposa/o te dejo, has perdido tu familia, tu negocio, y te encuentras en lo más profundo de tu ser, dejame decirte que ¡Te felicito!

Y no me mal entiendas, pero es el mejor momento para empezar de nuevo ¿Que mas vamos a perder puesto que ya lo hemos perdido todo?

Ahora te queda solo una opción TODO POR GANAR y NADA POR PERDER.

Esto es como si estas en el fondo de una piscina y tocas fondo, no tienes otro lugar a donde ir más que hacia arriba

Aférrate, se valiente, se que vas a sufrir, vas a llorar, te darán ganas de rendirte pero acuerdate de esta historia de Chris Gardner, el éxito y la felicidad estan del otro lado.
¡Jamás te rindas!

P.d Chris Gardner ahora tiene 62 años y una fortuna estimada en US $60 Millones, viaja por el mundo dando charlas de motivación y apoya a una serie de organizaciones de beneficencia.

Revista Propositiva.