Las propiedades saludables de la cerveza son conocidas desde siglos anteriores, en los que la bebida era concebida como alimento o medicina.
Estudios realizados confirman que el consumo moderado de esta bebida es beneficioso para nuestra salud, gracias al alto contenido de vitaminas del tipo B, adecuadas para el funcionamiento del hígado y del sistema nervioso central.

Beneficios de la cerveza que, quizá, no conocías
Es rica en fibras: Por lo que funciona como un laxante natural y disminuye la velocidad a la que los alimentos se procesan en el estómago. Ayuda a suprimir el apetito Su consumo moderado puede evitar ingerir en exceso.
Alto contenido de silicio: Aumenta la absorción de aluminio en el cerebro, lo que podría favorecer en la prevención de enfermedades mentales degenerativas.
Alto contenido en agua: Favorece a mantener los a los riñones trabajando. El lúpulo que contiene ayuda a evitar la formación de piedras.
Combate el insomnio: Cuenta con sustancias como ácido nicotínico y lactoflavina, que ayudan a conciliar el sueño.
Huesos más sanos: El silicio también promueve la densidad ósea, evita la pérdida del hueso y mejora de los síntomas de la menopausia.
Previene la anemia: Los flavonoides que contiene son potentes antioxidantes que aumentan la actividad celular y mejora los niveles de hierro.
Corazón sano: Numerosos estudios han demostrado que el consumo moderado de cerveza disminuye el riesgo de ataques cardíacos porque ayudan a elevar los niveles del colesterol bueno que previene que las arterias se tapen.
Sistema inmune: El consumo moderado mejora su respuesta contra los organismos que provocan enfermedades infecciosas.

La cerveza es una bebida muy recomendable si se consume con moderación y responsabilidad.

Puede ser de gran beneficio a nuestra salud siempre y cuando su consumo moderado vaya de la mano junto a una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio.

Fuente: nosotras.com
Fotografía: nosotras.com