Imágenes: iStock

Si hay algo que realmente resulta importante para los padres que están esperando un bebé es que este tenga una salud excelente. Sabemos que, para ello, hay alimentos concretos que las madres no pueden consumir pero, además de eso, la alimentación general y la actividad física que mantengamos durante el embarazo será clave en la salud del bebé.

En relación a esto, una nueva investigación, publicada en la revista Pediatric Obesity, encuentra que una mejora del estilo de vida en las madres embarazadas – especialmente cuando sufren de sobrepeso – podría generar beneficios cardiovasculares a largo plazo en los niños.

Concretamente, lo que encuentran es que llevar una alimentación más saludable y añadir ejercicio físico durante el embarazo puede influir de manera positiva en la salud – concretamente cardiovascular – de los niños incluso hasta tres años después de haber dado a luz.

Los niños cuyas madres se habían ejercitado durante el embarazo y habían incluido actividad física en su rutina presentaban, tres años después, una frecuencia cardíaca en reposo más baja. Concretamente de hasta cinco pulsaciones por minuto más baja. Además, como beneficio para las madres, estas solían tener un estilo de vida más saludable tres años después si habían llevado una alimentación sana y realizado actividad física durante el embarazo.

Ejercicios recomendados durante el embarazo

Istock 831459336

Lo primero que debemos tener en cuenta es que será nuestro médico quien nos indique si podemos o no ejercitarnos durante el embarazo y qué tipo de actividades podemos hacer. Preferiblemente, nos ejercitaremos con un entrenador personal que esté especializado en mujeres embarazadas y tenga los conocimientos adecuados.

En cualquier caso, hay ciertos ejercicios que sabemos que nos ofrecen beneficios durante el embarazo. Por ejemplo, el entrenamiento de fuerza nos ayuda a proteger la parte baja de la espalda ayudando a evitar los dolores de espalda habituales durante el embarazo.

El ejercicio cardiovascular ayuda a mejorar la circulación sanguínea, ayudando a cuidar el sistema cardiorespiratorio tanto de la madre como del bebé. Si entrenamos la flexibilidad podremos ayudar a cuidar la postura y facilita el momento del parto.

Dependiendo de nuestro caso particular, nuestro médico y nuestro entrenador nos dirán qué ejercicos nos convienen más, pero es habitual practicar natación o ejercicios en el agua, Pilates y Yoga o, incluso, seguir corriendo si ya teníamos experiencia y nuestro médico lo permite.

Fuente: https://www.vitonica.com/wellness/asi-mejor-alimentacion-sana-ejercicio-fisico-durante-embarazo-salud-cardiovascular-bebe-mejores-ejercicios-para-practicar-esta-etapa
Por:
IRIA REGUERA