Kalimba está familiarizado con los escenarios desde los tres años de edad, haber en­trado al mundo del espectá­culo desde niño la ha dado una clara visión del nego­cio de la música y el entrete­nimiento, pero también un elemento clave para su creci­miento artístico: la constancia.

Kalimba no sólo es par­tícipe desde un escenario, sino también detrás, donde a través de ARKRecords —su disquera independiente— impulsa a talentos que tengan propuestas diferentes que los definan, aunque el mayor reto al que se ha enfrentado es a la falta de cons­tancia de algunos de ellos.

“La constan­cia es la carencia mayor que he en­contrado y la barre­ra más grande… y es uno de los problemas más grandes que tiene nuestro país, por esa falta de constancia que a veces decimos ‘¿por qué la Sub17 puede ser campeo­na del mundo y la Selección de grandes no pasa del quin­to partido?’, la respuesta es: constancia.

“Somos un país que se de­rrota rápido, lo digo con todo el amor que le tengo a mi país. Me encuentro muchas perso­nas que quieren ser diferen­tes, traen un sonido diferente, con mucho talento, pero que en cuanto les ofrecen partici­par en un reality o algo, inme­diatamente quieren la fama rápida o a través de comprar views o followers en Instagram, pagar para que sus videos tengan más vistas… tarde o temprano regresan las llamadas con el ‘tenías razón, la regué’”, seña­ló en entrevista con Excélsior.

El compositor considera que la diversidad de sonidos en la radio sólo se puede lo­grar cuando se dan las opor­tunidades a personajes que salen de la tendencia que existe. Si bien actualmente el reguetón es uno de los géne­ros más populares que hay, la oferta y el talento mexicano sólo necesitan el espacio.

“ARKRecords es precisa­mente para apoyar artistas independientes, esa es la ti­rada total, sacar nuevos artis­tas con propuestas diferentes como yo, que no me apego a la fórmula radial existen­te, siempre busco hacer algo diferente y ahora también estoy bus­cando artistas que tengan propues­tas diferentes para que la radio empie­ce a tener variedad, para que mañana tengamos más John Mayers en México, una Björk, para que tengamos más Robbie Williams y no to­dos sonemos a Bruno Mars o Justin Timberlake, que de re­pente así nos pasa.

“Estoy buscando opciones porque amo mucho a mi país, hay muchísimo talento y creo que a veces no tenemos la apertura para darles esa opor­tunidad y eso es lo que quiero hacer yo, tampoco estoy pre­tendiendo que voy a inventar el hilo negro ni a cambiar la música en México, solamente esa es mi intención que pue­das encender la radio y digas ‘mira este no suena igual’”, agregó.

Bajo esa premisa Kalim­ba decidió hacer algo dife­rente y fuera de la tendencia de sonidos actua­les. Con Fiesta, el primer sencillo de su próximo dis­co Somos muchos y venimos todos, el cantante se arriesga a hacer la música que a él le gusta y que sabe le puede gus­tar incluso a aquellos que no son sus seguidores porque en ella se muestra lo que es como artista.

“Fiesta es una propuesta diferente porque es un funk y hacer funk en México es una de las cosas más ambiciosas y desafiantes que hay, sin em­bargo lo estamos haciendo y en grande, creo que tengo el equipo correcto para hacer música, la que se me antoje, que realmente entre en los oídos y los corazones de las personas en Latinoamérica.

“Si hubiera platicado hace cuatro años que iba a hacer funk me hubieran dicho que cómo estaba haciendo eso si lo que está sonando es re­ggaetón. Pensé: ‘mejor no lo platico a nadie, lo hago y se los enseño’. La música entra de una manera tan sutil y tan linda cuando se sabe hacer y gracias a Dios llevo 33 años en los escenarios así que creo ya sé un poquito cómo compla­cer al público y esa es la base.

“Haz una canción que las personas que no te quieren, que no son tus seres queri­dos y cercanos, que no son tus amigos digan ¡wow! Soy po­pero y se las pongo a rockeros y les pregunto si les gusta, se las pongo a emo o a gente de música electrónica y les pre­gunto lo mismo; la idea y el reto es eso, porque si te vas a lo básico, a mis fans, me van a decir que sí”, compartió.

El nuevo álbum de Kalim­ba —el cual llega después de cuatro años sin lanzar uno— lo coloca como el primer ar­tista que se fusiona con dos disqueras después de ser in­dependiente; Universal Music y Bobo Récords serán los en­cargados de lanzar la placa en octubre próximo.

Actualmente afina los de­talles de su gira Somos mu­chos, que arrancará el 17 de noviembre en el Teatro Metropólitan.
Fuente: excelsior.com
Fotografía: excelsior.com