Inicio Social Insta experto a usar ingeniería para reducir el desperdicio de alimentos

Insta experto a usar ingeniería para reducir el desperdicio de alimentos

100
0

Gustavo Fidel Gutiérrez López, investigador del IPN galardonado con el premio IAEF por su trayectoria en la ingeniería de alimentos. Foto Yazmín Ortega

Ciudad de México. La ingeniería de alimentos puede contribuir de manera muy importante en la reducción del desperdicio de los comestibles, estimada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) en un tercio a escala global, señaló Gustavo Fidel Gutiérrez López, investigador de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del IPN.

Para México, la pérdida es de alrededor de 20.4 millones de toneladas anuales, equivalentes a 34 por ciento de la producción nacional, con elevados costos y grandes impactos en materia económica, ambientales y sociales.

El especialista, recientemente galardonado con el Lifetime Achievement Award –otorgado a su trayectoria por la International Association for Engineering on Food–, considerado uno de los principales premios del mundo en su categoría, indicó que de esta forma, México estaría encaminado a cumplir con la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que exige reducir a la mitad el desperdicio per cápita de alimentos a nivel minorista y de consumo para 2030.

En entrevista, destacó la enorme importancia que tiene cada vez más el adecuado manejo de los alimentos en la sociedad moderna, tanto los que proceden del campo como del mar, hasta el consumo humano, en una larga cadena de transformación en donde se cuida conservar las propiedades de los comestibles, a veces hasta por meses.

“No sería posible concebir a la sociedad como está conformada hoy en día –mayoritariamente en las ciudades–, sin tener alimentos como los conocemos; de ir al supermercado y abastecerse de todo tipo de productos, desde frescos, conservados y transformados”, consideró Gutiérrez López, miembro del SNI nivel III.

En su laboratorio de la unidad Zacatenco de la ENCB, el investigador repasó de manera breve, a través de la historia, los principales métodos utilizados por el hombre para poder conservar sus alimentos, hasta llegar a la actual, donde se usan conservadores, materiales de empaque, nuevas tecnologías no térmicas y la alta computación aplicada a diversos procedimien-tos cada vez más sofisticados, complejos y en una constante evolución. En este proceso, resaltó la figura del científico francés Louis Pasteur, padre de la microbiolo-gía moderna y de la biotecnología, áreas del conocimiento esenciales hoy en día.

Gutiérrez López, quien en 2016 recibió la presea Lázaro Cárdenas, máxima distinción que otorga el IPN, y en dos ocasiones obtuvo el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, abogó por un mayor presupuesto para la ciencia y la tecnología, y la formación de más recursos humanos en estas áreas indispensables para el desarrollo del país.

En este sentido, aseguró que un país con eficiencia en sus investigaciones de ciencia y tecnología de alimentos, sin duda, tendrá mayores posibilidades de enfrentar los retos para resolver los problemas de nutrición entre sus habitantes.

Además, se mostró optimista y dijo observar una mayor vinculación entre la ciencia y la academia con los sectores productivos. He visto más que nunca un crecimiento de estas alianzas, en una ecua-ción de ganar-ganar, sostuvo el investigador politécnico, que tiene entre sus líneas de estudio la macro, micro y nanoestructuras en alimentos y análisis no lineal en procesos de bioingeniería nutricional.