El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) firmó el pliego petitorio de nueve puntos del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco, con lo que estudiantes se comprometieron a regresar a clases el 17 de septiembre.

Luego de una reunión de una hora en el plantel, donde el rector Enrique Graue -acompañado del secretario general de la Universidad, Leonardo Lomelí, y por el director general del CCH, Benjamín Barajas- escuchó los nueve puntos del pliego petitorio, se acordó la instalación de una mesa de seguimiento al cumplimiento de los acuerdos pactados.

Al encuentro asistieron más de 500 alumnos, profesores y padres de familia, quienes escucharon los compromisos del rector en materia de seguridad al interior y exterior del colegio, de transparentar el presupuesto del plantel, así como dar seguimiento al proceso judicial y académico en contra de los porros que participaron en la agresión del 3 de septiembre.

En ese sentido, el rector se comprometió a realizar las acciones necesarias para la desarticulación, destitución y expulsión de la Universidad de grupos porriles y aquellas personas que los subsidien, promuevan y protejan; además de garantizar que no existirá ningún tipo de represalia a los participantes en el movimiento estudiantil.

También se comprometió a realizar la correcta asignación de docentes a cada asignatura acorde con el número de grupos y salones en ambos turnos; y de dar solución a los problemas de acoso, en la comunidad universitaria.

“Cuenten con la voluntad de la Rectoría…, que se instalen estas mesas de seguimiento a la brevedad posible y que regresemos pronto a nuestra normalidad académica, porque finalmente la misión de la universidad es formarlos. Necesitamos desarrollar este país en paz y en calma, necesitamos hacerlo cada vez mejor y ustedes lo han hecho muy bien”, dijo.

Al terminar la reunión los estudiantes, acompañados de Graue, entonaron un Goya como muestra simbólica de los acuerdos alcanzados.

Si bien a la salida del plantel un grupo de encapuchados despidió al rector con gritos de “Fuera Graue”, e incluso con el lanzamiento de algunas piedras a su vehículo; una comisión de la asamblea de ese plantel lo acompañó a la rectoría de la universidad, donde finalmente firmó el pliego petitorio.

En rectoría, Graue destacó que la mesa de seguimiento se instalará a partir del lunes, mismo día en que los alumnos se comprometieron a reiniciar clases (luego de un paro establecido desde el 27 de agosto), aunque aclararon que se mantendrá tomada la dirección hasta que se tenga la elección de las nuevas autoridades.

“Quiero agradecerles y felicitarlos por la admirable organización, muy bien… La asamblea se llevó en forma verdaderamente respetuosa”, celebró el rector ante la comisión del CCH Azcapotzalco.

Fuente: El Financiero
Fotografía: elfinanciero.com.mx