A pesar de su fallecimiento el 10 de enero de 2016 sabemos que David Bowie, The Thin White Duke, es verdaderamente inmortal. Ahí está su música, sus videos, sus letras, los múltiples reconocimientos y tributos que le han hecho para comprobarlo, pero a esa lista hacía falta algo: Una estatua.

Tras meses de espera, por fin fue develada la primera estatua dedicada a David Bowie y su legado en Buckinghamshire, Inglaterra.

La estatua, que muestra varias facetas de su camaleónica carrera, se encuentra en la plaza de Aylesbury, cerca de donde se reporta Bowie hizo su primera aparición como Ziggy Stardust.

“Cuando nos dejó en 2016, hubo una respuesta impresionante e inmediata en el pueblo. Nos juntamos 2, 000 personas, con música y videos de Bowie. Fue una maravillosa celebración. Pensamos en hacer un monumento para el pueblo, para David Bowie“, dijo David Stopps, quien inició la campaña de Kickstarter para la elaboración del monumento.

El artista Andrew Sinclair fue el encargado de realizar la obra, que incluye luces y además toca una canción de Bowie cada hora.

Fuente: josecardenas.com
Fotografía: binaural.com