Tras un gran escándalo que restó más de 100 mil millones de dólares de valor de mercado a la compañía.

La firma se está enfrentando a una ola de indignación global después de que el 17 de marzo se supo que datos de 50 millones de usuarios fueron recopilados de manera inapropiada para influir a los votantes estadounidenses y británicos en disputadas citas con las urnas.

“La última semana demostró que tenemos mucho trabajo por delante para hacer cumplir nuestras políticas y para ayudar a que la gente entienda cómo funciona Facebook y las opciones que tienen sobre sus datos”, escribieron en un blog Erin Egan, vicepresidenta y jefa de privacidad, y Ashlie Beringer, vicepresidenta y viceconsejera general de Facebook.

“Así que, además de los anuncios de Mark (Zuckerberg, presidente ejecutivo de la firma) de la semana pasada -combatir el abuso de la plataforma de Facebook, fortalecer nuestras políticas y facilitar que la gente quite a las aplicaciones la capacidad de usar sus datos- daremos pasos adicionales en las próximas semanas para que la gente tenga más control sobre su privacidad”, agregó.

Las medidas llegan antes de una importante ley de protección de datos que aprobará la Unión Europea en mayo. La red social añadirá un nuevo menú de “Atajos a la Privacidad” que permitirá a usuarios de todo el mundo revisar qué han compartido y borrarlo, además de herramientas que les dejarán descargar sus datos y trasladarlos a otro servicio.

Las acciones de Facebook han perdido casi un 18 por ciento desde el 17 de marzo, cuando se supo que la consultoría política británica Cambridge Analytica, que fue contratada por la campaña presidencial de Donald Trump en 2016, accedió de manera inapropiada a datos de usuarios.

El menú de “Atajos a la Privacidad” permitirá a los usuarios controlar sus datos en pocos pasos, incluyendo la posibilidad de añadir más protección a su cuenta, como la autentificación de dos factores.

“Uno puede revisar lo que ha compartido y borrarlo si quiere. Esto incluye publicaciones que has compartido o a las que has reaccionado, peticiones de amistades que has enviado y cosas que has buscado en Facebook”, escribieron Egan y Beringer.

Tres usuarios de la aplicación Facebook Messenger demandaron a la red social argumentando que violó su privacidad al recopilar registros de sus llamadas telefónicas y mensajes de texto, en el último desafío legal que enfrenta la compañía.

La demanda de los estadounidenses, presentada en un tribunal federal en el Distrito Norte de California busca el estatus de acción colectiva en nombre de todos los usuarios afectados y reclama por daños no especificados.

La empresa había reconocido el domingo que registró el historial de llamadas de algunos miembros de la red social, pero dijo que solo lo hizo cuando usuarios del sistema operativo Android aceptaron.

El domingo Facebook había indicado que no recopila el contenido de llamadas o mensajes de texto, y que la información se almacena de forma segura y no se vende a terceros.

Android es propiedad de Google de Alphabet, que no se menciona en la demanda.

Fuente: joasecardenas.com
Fotografía: josecardenas.com