A todos nos puede suceder. Un leve descuido puede significar que nuestro coche sea llevado a ese terrible lugar llamado corralón. El azote, y uno de los peores castigos que cualquier propietario puede recibir ocurre cuando necesita acudir a este lugar a retirar su coche.
En ocasiones es necesario, lo cierto es que este trámite te costará una cantidad considerable de dinero, sin comentar el tiempo, que tampoco será poco.

¿Por qué pueden llevar mi coche al corralón?

Los principales motivos que acreditan una sanción de este tipo son los siguientes:

Detenerse o estacionarse sobre pasos peatonales o áreas especiales para bicicletas o motocicletas, de transporte público o en sentido contrario

Estacionar el vehículo en lugares restringidos, con indicaciones o frente a hidrantes, bancos, rampas peatonales, en doble fila o salidas de vehículos de emergencia

Interferir carriles de transporte público para dar vuelta o girar

Al no cumplir con el programa del Hoy No Circula

Circular sin placas, tarjeta de circulación, seguro, holograma o constancia de circulación vigente

Dejar el vehículo estacionado en una zona en la que se realizan obras públicas (debes ser avisado)

Que el auto presente modificaciones como vidrios polarizados que impidan la visibilidad dentro del habitáculo

Para motociclistas, circular sin el casco

Participar en arrancones

No pasar la prueba del alcoholímetro

¿Cómo sacarlo del corralón?

En primer lugar es importante ubicar tu vehículo. Si estás presente en el momento en el que la grúa se lleva tu vehículo, tienes derecho a conocer a qué lugar será llevado. De lo contrario puedes marcar al 62-61-63-00 si te encuentras en la Ciudad de México, o al 56-58-11-11, para cualquier parte de México con número de placas, modelo y marca para que te digan su paradero.

Cuando acudas al corralón debes presentar los siguientes documentos en original y dos copias:

Licencia de conducir

Identificación oficial

Tarjeta de circulación

Factura del auto

Estar al corriente con los pagos de la Tenencia

Finalmente, debes pagar los recargos que implican el retiro de tu auto.

¿Cuánto voy a pagar?

En total, debes cubrir un cierto número de cuotas que consisten en los siguientes conceptos:

Arrastre del vehículo: 635 pesos

Infracción: entre 700 y 800 pesos (depende del motivo que ameritó el corralón)

Cuota por día: Entre 65 y 75 pesos

Es importante que sepas, que si retiras tu auto dentro de los primeros 30 días naturales, obtendrás un descuento del 50%.

¿Mis pertenencias?

Cuando tu auto es recogido, se le deben colocar sellos de seguridad en puertas y cajuela, a modo de que nadie tenga acceso a los valores que contenga en su interior el vehículo.

Fuente: Atracción 360
Fotografía: prodigy.msn.com