#SoyAbejaMaya es un programa de Educampo en el que se cubren tres rubros: el empoderamiento de las mujeres indígenas, la protección de las abejas y la preservación de la selva maya a través del comercio de productos derivados de la meliponicultura, es decir, la crianza de las abejas que no tienen aguijón, como lo es la abeja maya endémica del sur de México.

Este programa lleva más de 10 años funcionando en la zona sur del país y, actualmente, apoyan a más de 200 mujeres indígenas mayas. Ellas reciben capacitación y asistencia técnica “para que aprendan a cuidar las abejas, para que incluso les den alimentación artificial cuando las plantas no son apropiadas por la temporada, también para aprender a reproducirlas y generar todo su hábitat”, informa Educampo.

La miel que producen finalmente se convierte en productos como jabones, talco, shampoo y cremas que cooperativas como Koolelo’ ob venden en su localidad y en municipios vecinos.

Microempresarias que protegen el medio ambiente
Además de ocupar su tiempo aprendiendo una nueva actividad, estas mujeres se convierten en agentes de cambio social en sus comunidades, ya que preservan una especie endémica mientras rompen roles de género, con su trabajo demuestran que las mujeres están más allá de dedicarse exclusivamente a las labores domésticas, lo cual transmiten a sus familias.

En este programa de mujeres sí vemos una diferencia social muy fuerte, efectivamente, hay ciertos roles muy definidos en las comunidades rurales. Lo que nos comparten las chicas es que se sienten más seguras de sí mismas desde el momento en que salen de su comunidad para vender».

La mayoría de las mujeres beneficiaras fueron únicamente tres años a la escuela, por lo que buscan que sus hijos tengan la oportunidad de prepararse más a nivel académico y el ejemplo de que esto es posible es el testimonio de la señora Elvia, quien con su trabajo como parte de #SoyAbejaMaya logró generar los recursos necesarios para que su hija mayor estudiara una carrera universitaria.

Las mujeres que forman parte de #SoyAbejaMaya son acompañadas por Educampo durante cinco años en los que aprenden a constituir y manejar una empresa. “En algún momento cuando ellas ya son independientes, lo que hacemos es dejarlas trabajar solas para apoyar a otras mujeres”.

Fuente: México
Fotografía: .mexico.com