Inicio Notas del día EE.UU. autoriza a Amazon a empezar las pruebas de entrega mediante drones

EE.UU. autoriza a Amazon a empezar las pruebas de entrega mediante drones

85
0

Los dispositivos de Amazon pueden volar dentro de un rango de 12 km y pueden transportar hasta 2,5 kg de mercancías (Amazon) 03/09/2020

Es la tercera compañía certificada por el Gobierno para operar como una aerolínea de drones

Amazon ha recibido la calificación como “compañía aérea” por parte de la Administración Federal de Aviación (FFA, por sus siglas en ­inglés), lo que es un paso más para que la compañía de Jeff Bezos pueda entregar sus productos desde el cielo, al convertirse en la tercera empresa certificada por el Gobierno de Estados Unidos –después de la logística UPS y la tecnológica Google– para operar como una aerolínea de drones.

“Esta certificación es un importante paso para Prime Air, e indica la confianza de la FAA en los pro­cedimientos operativos y de segu­ridad de Amazon para un servicio de entrega autónomo con drones, que algún día entregarán paquetes a nuestros clientes en todo el mundo”, dijo, en un comunicado, David Carbon, vicepresidente de Amazon que supervisa Prime Air.

A lo largo de este año, se empezará a desarrollar la legislación que permita el vuelo de aparatos no tripulados

La cuestión es que ese “algún día” aún no se sabe qué día será exactamente. Sobre todo porque el propio Bezos ya había anunciado en el 2013 que en el plazo de cinco años la entrega aérea sería una realidad, y ya han pasado siete y justo ahora Amazon ha conseguido el permiso para prestar el servicio.

Y es que no ha sido fácil. Para ­recibir la certificación, la compañía ha tenido que documentarlo todo, desde los programas de formación de los pilotos hasta las pruebas de drogas. En los últimos días, también ha hecho demostraciones a inspectores de la FAA.

Pero Amazon y sus competidores aún deben superar algunos obstáculos legales y técnicos antes de que la entrega de paquetes desde el ­airee sean algo rutinario y los drones llenen los cielos de medio mundo. La primera es que de momento la certificación que han obtenido es la misma que tienen las aerolíneas chárter que vuelan aviones tripulados y no drones sin piloto.

Por eso, la FAA prepara una re­gulación para finales de este mismo año, que sirva como marco para ­expandir los vuelos de drones sobre multitudes, algo necesario para las entregas seguras. Entre otras cosas, las normas requerirán que todos, excepto los dispositivos más pequeños, transmitan su identidad y ubicación para minimizar los riesgos de terrorismo o de colisión.

Sin embargo, ese es solo el primer paso. Para que los drones funcionen de manera eficiente, deben poder volar rutas preprogramadas sin que nadie los supervise.

Las regulaciones estadounidenses actuales no lo permiten. La FAA aún no ha creado estándares para ellos, y no se ha aprobado a ninguna empresa para realizarlos sin medidas de seguridad como observadores en tierra.

También es necesario desarrollar normas que regulen el diseño los drones y los niveles aceptables de ruido. Además, la FAA tiene que desarrollar un nuevo sistema de tráfico aéreo para rastrear vuelos a baja altitud y mantener el orden en el espacio aéreo.

Por último, hay que tener en cuenta que de momento estos aparatos tienen sus limitaciones. Amazon, por ejemplo, dijo el año pasado que planea que sus dispositivos realicen entregas dentro de un rango de 12 kilómetros desde un almacén, que lleguen a los clientes en 30 minutos, y que lleven paquetes de hasta 2,5 kilogramos.

De momento, estamos lejos de la imagen de un enjambre de drones desplegándose desde un dirigible, como mostraba un vídeo falso el año pasado, y que trataba de mostrar gráficamente una patente registrada por Amazon en el 2016.

Pero lo que la certificación sí demuestra es que Amazon ha convencido al Gobierno de que está lista para operar en el sector de la aviación. Esto le permitirá realizar sus primeras entregas comerciales en EE.UU. como ya hacen las otras dos empresas certificadas.

Wing, filial de Alphabet (Google), en asociación con Walgreens y ­FedEx, realiza entregas limitadas con drones, en Virginia, desde el año pasado bajo un permiso similar de la FAA . Por su parte UPS envía suministros médicos a un hospital de Carolina del Norte.

Amazon aseguró que en breve comenzará sus pruebas, aunque no dijo dónde ni cuándo. Ya dispone de varios sitios de prueba en el noroeste de EE.UU. y cerca de Vancouver, y anteriormente realizó entregas experimentales en el Reino Unido.

La pandemia ha alejado a los consumidores de las tiendas físicas y quizás esto haya venido para quedarse, pero lo más probable es que aún falten años para que las entregas aéreas sean habituales.

Fuente: lavanguardia.com/vida/20200903/483279164858/amazon-drones-entrega.html
Por: ALBERT MOLINS RENTER