Dulces deliciosos que todo niño mexicano probó alguna vez y que deberían convertirse en derecho inalienable de la humanidad.

Quien no los haya probado no tiene infancia, y quienes vivieron fuera de México, aún no saben a lo que sabía ser niño en nuestro país.

Estos son los dulces que marcaron nuestra infancia y posicionaron a nuestro país como la capital de caramelo, el chilito y las sensaciones efervescentes.

dulces-deliciosos-disfrutamos-todos-ninos-mexicanos-probaron
La infancia mexicana sabía a Selz, a Miguelito, a Brinquitos y a BurbuSODA (Imgur).

¿Quién puede olvidar ese sabor de la paleta que adivinaba tu futuro? No hay un solo mexicano (niño o adulto) que no se detenga a leer el mensaje escrito en la palma de esta dulce mano, antes de comerla.


Sabían a limoncito, pero también escondían una sorpresa efervescente que ha logrado mantenerse vigente por varias décadas.


Ninguna infancia mexicana estaría completa sin la pulpita sabrosita (o su contraparte en polvo) del legendario MI-GUE-LI-TO.

Hoy lo usamos para darle más saborcito a la chela.


El Pórtico vino en 99.6% de las bolsas de dulces que repartían entre los niños que iban a las fiestas infantiles y eso nos volvió adictos a su saborcito picosón.

Pale-Locas: una sabía a tamarindo y la otra a frutas. Son geniales y vienen en un paquete que combina dos deliciosos sabores.

Esas deliciosas cazuelitas sabor tamarindo, eran baratas y guardaban una deliciosa pulpa picosa y dulce que nunca dejaremos de disfrutar.


Vero Elotes, para cuando no tenías a un elotero cerca y se te antojaba un poco de maíz (de caramelo) con chilito.

Nada dice “infancia” más, que un sobrecito de brinquitos, el dulce para los niños buenitos.


Nunca jamás ni nadie superará lo delicioso de unos chicles Motitas.


¿Qué obsesión teníamos de niños con las cosas efervescentes?

El que inventó las cachetadas es un verdadero genio de los dulces.

Chipileta, la paleta que combinaba el sabor a naranja con el chilito.

Dinos, ¿cuál era tu dulce favorito?
Fuente: erizos.com
Fotografía: erizos.com