Gracias a su sabor, plasticidad y facilidad para combinarse con gran cantidad de alimentos, el aguacate es parte de la tradición culinaria mexicana desde siempre, y ahora de la de EU.

Al año, la Unión Americana importa de México casi 400 mil toneladas, pero para el fin de semana del Super Bowl, y los días previos, la cifra alcanza aproximadamente 150 mil toneladas, prácticamente se vende el 40 por ciento del total de avocados que se comercian con el país vecino, resaltó José Nabor Cruz Marcelo.

Es verde por dentro, cremoso y delicioso, y es mexicano; se trata del aguacate, producto con gran competitividad internacional. Su consumo en Estados Unidos registra niveles históricos, que aumentan antes y durante el Super Bowl, el evento deportivo de mayor proyección comercial y mediática a nivel global.

José Nabor Cruz Marcelo, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc); Alejandra Vega, del Departamento de Comunicación de la sede Los Ángeles de la UNAM; y Carlos Labastida, coordinador del Programa Universitario de Alimentos (PUAL), analizaron la situación del “oro verde” de California.

Parte de esta dinámica aguacatera se generó en 2010, por la promoción turística y de productos de origen mexicano; entonces se buscaron nichos de mercado internacionales para nuestros productos, y uno de ellos fue el aguacate.

“Para los estadounidenses es un artículo accesible, lo que permite que su consumo sea abundante y muy demandado en este evento deportivo, sin implicar un gasto excesivo”.