Seguramente tú al igual que cientos de personas en el mundo, comienza el día con una gran y reconfortante taza de café.

Sabemos que esta delicia humeante, nos ayuda a reducir los niveles de estrés, genera una sensación de bienestar y nos activa, pero, ¿qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos excedemos con esta bebida?

De acuerdo con un estudio realizado por la revista Clinic Proceedings, si eres menor de 55 años el consumir mucho café al día puede tener severas consecuencias a tu salud.

Se analizaron los datos de 43 mil personas, que fueron recabados a lo largo de 16 años, en los cuales se identificaron que en un 21% de los casos se aumentó la mortalidad en aquellos que consumían más de 28 tazas de café a la semana.

El número de decesos incrementó hasta en un 50% cuando los individuos de esta muestra eran mujeres y hombres mayores a los 55 años.

También lee: ¿Cómo se toma café en el mundo?​

Se sabe que un café promedio contiene 100 miligramos de cafeína y la dosis letal de esta sustancia son 5 mil miligramos, que están presentes en 50 tazas de esta bebida, lo cual sí representa un riesgo a la salud.

Esto dependerá de la cantidad que contenga cada tipo de grano de café, si ha sido tostado o no, de su preparación y por supuesto, del tamaño de la taza. No es lo mismo un expreso (entre 50 y 75 miligramos de cafeína) que un americano de medio litro con aproximadamente 200 miligramos.

Los especialistas concluyeron que en dosis reducidas, esta bebida es saludable, ya que es una gran fuente de antioxidantes, contribuye a la producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina, y al mismo tiempo, mejora la salud cognitiva.

Fuente: Cocina Delirante
Fotografía: prodigy.msn.com