En la última década, la población ha mostrado mayor interés en buscar información de salud en Internet, por lo que los periodistas que crean contenidos en esta materia, deben acudir a fuentes confiables para no defraudar la confianza de los ciudadanos, señaló la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

De acuerdo con un reporte del proyecto de Internet y vida americana del Centro de Investigación Pew, así como de la editorial de medicina Elsevir, 80 por ciento de los estadunidenses en edad adulta han buscado al menos una vez información sobre salud en la red.

Mencionó que 92 por ciento de los encuestados expresó haber encontrado respuesta a sus dudas en la Web, 53.5 por ciento dijo que esta información modificó al menos una vez su forma de pensar sobre salud, 30 por ciento cambió algún comportamiento y 60 por ciento lo comentó con su médico.

Alejandra Cruz, directora del taller del nuevo periodismo de la FNPI, destacó la responsabilidad de difundir información verídica y de forma sencilla para ganar la confianza de los lectores, sin pretender sustituir a los profesionales de la salud.

Durante el taller “Acceso a la Salud: un desafío periodístico y sanitario”, recomendó no replicar las llamadas “fake news”, y mucho menos darles el estatus de noticias, porque los medios de comunicación terminan poniéndose al servicio de quienes desean crear confusión.

Afirmó que, por ejemplo, de poco sirve insistir en que los argumentos de los llamados antivacunas son falsos. Lo que se debe hacer, precisó, es destacar el valor de las vacunas, las vidas que salvan y las consecuencias de las enfermedades contra las que se busca proteger a la población.

La tendencia, apuntó, es a buscar información sencilla y ligera sobre estos temas, principalmente relacionada con el bienestar.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com