El resveratrol, que se encuentra en la piel de las uvas que se utilizan en la producción del vino tinto, podría convertirse en una alternativa para tratar padecimientos psiquiátricos

Un componente del vino tinto podría servir para tratar la depresión, una gran noticia para los amantes de esta bebida fermentada.

El componente del vino tinto en cuestión podría ayudar a desarrollar nuevos tratamientos contra la depresión y la ansiedad.

A través de pruebas con ratones de laboratorio se comprobó que el resveratrol, que se encuentra en la cáscara de las uvas, bloquea una enzima que causa depresión y comportamientos de ansiedad.

El estudio publicado en la revista científica The Neuropharmacology sugiere que este compuesto podría remplazar a otras drogas psiquiátricas.

“El resveratrol es un antioxidante que también tiene propiedades antiinflamatorias”, dijo Ying Xu, autor del estudio.

El resveratrol es un polifenol natural presente en numerosas plantas y frutos como los cacahuates, las moras, los arándanos y, en especial, la piel y semillas de las uvas que se usan para la producción del vino tinto.

Fuente: 24-horas.mx
Fotografía: Christian Serna / Cuartoscuro
Video: 24-horas.mx