Río de Janeiro es la sede durante esta semana de la 58 Olimpiada Internacional de Matemáticas, que por primera vez se disputa en América Latina con la presencia de 623 estudiantes de enseñanza media de 112 países, entre los que se encuentra el hijo del mandatario sirio, Bashar al Assad.

Los equipos están formados por hasta seis estudiantes, con un líder y un sublíder, que deben resolver problemas matemáticos, pudiendo obtener una nota de hasta siete puntos.

El evento, que se realiza anualmente desde 1959, pretende incentivar el desarrollo de las matemáticas mediante la competición y el intercambio de experiencias entre representantes de culturas distintas.

Entre los participantes en esta edición destaca el hijo del mandatario sirio, Bashar al Assad, Hafez al Assad, de 15 años.

Siempre viví como un niño normal y mis amigos me ven como una persona normal», explicó en una entrevista al diario O Globo Hafaz, quien tiene el mismo nombre que su abuelo, el fallecido expresidente sirio Hafez al-Assad.

Según él, la delegación siria participa en la competición matemática para «mostrar al mundo que el país está mejorando», dijo el hijo del mandatario sirio, paran quien los que critican a su padre «están ciegos» y dicen cosas «que no son la realidad».

La Olimpiada de las matemáticas empezó este lunes con un minuto de silencio en homenaje a la iraní Maryam Mirzakhani, vencedora de la competición en 1994 y 1995 y que murió el sábado pasado a los 40 años en los Estados Unidos víctima de un cáncer de pulmón.

Mirzakhani se convirtió en 2014 en la primera mujer en ganar la medalla Fields, concedida por el Congreso Internacional de Matemáticos y que está considerada como el Premio Nobel de las matemáticas.

Los participantes resolverán problemas hasta mañana miércoles y posteriormente se pasará a la fase final y finalmente, el sábado se entregarán las medallas a los vencedores.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com.mx