Ya les hemos platicado acerca del contenido de los cubos de “concentrado” de pollo y claro, de sus nocivos efectos sobre la salud. Si deseas dejar de utilizar este producto existen varias alternativas.

Una forma práctica para sustituir los cubos, es utilizar los caldos que resultan de cocer piezas de pollo o carne de res. Puedes saborizar estos caldos al agregar ingredientes como cebolla, ajo, especias y hierbas aromáticas de tu preferencia. Solo debes de colar, retirar la grasa y guardar en refrigeración o congelación.

El único problema de este método es que puede llegar a ocupar gran cantidad de espacio dentro de tu refri.

Si deseas agregar sabor a tus sopas y guisados, también puedes elaborar tus propios cubos sazonadores, a diferencia de los que comercializan podemos garantizar la calidad del aceite que utilizaremos y son libres de aditivos.

Ingredientes
250 gramos de verdura troceada (zanahoria, apio, poro, calabaza, cebolla, ajo, perejil)
1 taza de vino o caldo
80 gramos de sal de grano (no sustituyas por refinada)
Opcional: Cúrcuma en polvo, jengibre en polvo, jitomate deshidratado, comino, orégano, albahaca, tomillo, romero, etc.

Preparación
1. COLOCA las verduras en una olla a fuego medio-bajo con la taza del líquido que prefieras. Tapa y deja cocinar, revolviendo de vez en cuando.

2. Cuando las verduras hayan liberado sus jugos, DESTAPA y dejar que el líquido se evapore por completo, aproximadamente una hora y media. Remueve para evitar que se pegue.

3. Una vez que el líquido se ha evaporado, LICUA en un procesador hasta obtener una pasta. Devuelve a la olla y deja evaporar el resto del líquido.

4. DEJA enfriar y colocar en un frascos de vidrio o un recipiente hermético y refrigera, con una duración de dos semanas. También puedes porcionar en un molde para hielos y congelar los cubos.

Gelatinas de lecheGelatinas de leche

Fuente: Cocina Delirante
Fotografía: prodigy.msn.com