Hoy se puede colgar un cuadro (de hasta 6 kilos) sin hacer agujeros en la pared. En el mercado ofrecen ‘cuelga fácil’, ganchos y tiras adhesivas o con velcro, o baldas o rieles. Foto: istockphoto

Nada embellece más un espacio que los cuadros y  mejor si los cuelga con un toque de armonía.

“Uno compra una lámina u obra o foto porque se identifica con ella. El marco es lo que les da estructura, las protege y las coloca en un lugar especial”, dice Constanza Aballay, diseñadora gráfica y fotoperiodista, para quien los cuadros son una forma de expresión que se complementa con el espacio donde van, los colores que lo componen, las texturas y el lugar en la pared, una conjugación que debe lograr un diseño armonioso.

Desde lo estético, Ómar Plazas, artista plástico y profesional en diseño de interiores, asegura que poner cuadros “aporta estética y belleza al mismo tiempo que hacemos que el espacio se vuelva más acogedor con pinturas, retratos, acuarelas, afiches o fotos”. Según su experiencia, los cuadros son la interpretación de una ventana en un espacio donde regularmente no está y si se acomodan de la manera correcta, pueden darle un toque único.

Aballay realiza talleres de enmarcado, curaduría y restauración de marcos a través de la plataforma Domestika. Por eso, su consejo inicial a la hora colgar un cuadro es pensar primero que todo en la obra. “En este sentido es importante la elección de cada detalle, como el diseño del marco, la combinación de colores y el muro donde se colocará. Todo debe pensarse siempre en función de ella”.

En cuanto al marco, esta argentina que desde hace 13 años se dedica al oficio del enmarcado aconseja “que resalte, pero que no haga ruido dentro del espacio”. En este punto, Plazas recomienda evitar los marcos de colores más fuertes que la imagen: “es mejor utilizar marcos de colores neutrales como el negro, marrón y blanco para que de esta manera cumpla la función de engrandecer la imagen y le dé todo el protagonismo que merece”.

Uno compra una lámina u obra o foto porque se identifica con ella. El marco es lo que les da estructura, las protege y las coloca en un lugar especial: Constanza Aballay

Lo primero que se debe hacer, según los expertos consultados, antes de colgarlos es un layout (esquema de distribución), esto quiere decir colocar los cuadros sobre el piso, enfrente de la pared donde serán exhibidos. De esta forma podrá ordenarlos y encontrar la posición perfecta para luego hacer las marcas necesarias en la pared antes de colgarlos. Segundo, recortar papeles del tamaño de los cuadros que desea colgar y del color de las imágenes o fotos. Luego, pegarlos en la pared y así realizar un bonito diseño basado en colores y marcar la posición de cada cuadro.

Tercero, Aballay recomienda practicar clavando, cortando, probando, formando imágenes con diferentes fondos, explorar todas las posibilidades antes de empezar. Explica la importancia de usar la imaginación y dejar el miedo atrás para intentarlo varias veces hasta que obtenga el resultado que se desee. Y recuerda que “las paredes se pueden trabajar a partir de combinaciones de colores, tamaños o de estilos en las obras”.

A continuación podrá encontrar las mejores recomendaciones para que encuentre el espacio adecuado y cuelgue sus cuadros de forma que se vean como un conjunto armonioso.

Paso a paso 

  • Arma tu propio ‘layout’: es importante colocar tus cuadros sobre una superficie plana antes de proceder a colgarlos. Esto permitirá moverlos y reordenarlos cuantas veces sea necesario hasta encontrar el acomodo perfecto. Servirá además para medir bien las dimensiones del muro, calcular el centro y hacer las marcas necesarias antes de clavar.
  • Tengo a la mano las herramientas: para colgar un cuadro se pueden usar martillos y clavos de acero con cabeza para los marcos pequeños. Para los grandes se van a necesitar un taladro, tornillos y tarugos de 5 a 6 mm. Un consejo antes de colgar el cuadro es marcar el centro superior del marco sobre la pared o, en el caso de que sean muchos cuadros, usar hojas del mismo tamaño que los cuadros para hacer un diseño sobre la pared antes de colgarlos.
  • ¿Cual es la altura recomendada? : la medida exacta para colgar un cuadro debe ser a la altura de los ojos, aproximadamente 1,60 cm. Es preferible que los cuadros estén más debajo de la norma que por encima y en el caso que desee colgar un cuadro sobre un mueble, como un sofá lo recomendado es dejar un espacio de 10 a 20 cm entre el mueble y el cuadro
  • Tenga en cuenta el peso del cuadro: para colgarlo siempre debe tener en cuenta el peso del cuadro, por ejemplo, para los que son de formatos muy grandes, de más de un metro, es recomendable usar dos anclajes o chazos y evitar usar cordones para que no se incline hacia el frente.
Fuente: eltiempo.com/vida/cinco-claves-para-colgar-acertadamente-sus-cuadros-502846
Por: Redacción Vida