Los vegetarianos y los veganos tienen un mayor riesgo de sufrir un ictus que las personas que comen carne, según se desprende de un estudio del Departamento de Salud de Nuffield de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

La investigación, publicada en The BMJ, se basa en la información de un estudio anterior sobre cuadros clínicos, el EPIC-Oxford, para analizar los riesgos de las enfermedades coronarias y los ictus en personas con dieta carnívora, pescetaria —que comen pescado pero no carne— y vegetarianas durante 18 años.

Según Tammy Tong, una de las investigadoras del estudio, el hallazgo se basa en 48.188 personas con una edad media de 45 años entre 1993 y 2001: 24.428 carnívoros, 7.506 pescetarios y 16.254 vegetarianos y veganos. Esas personas no tenían antecedentes de enfermedades ni coronarias ni cerebrovasculares.

Una mujer y frutas

Entre ellos hubo 2.820 casos de enfermedades coronarias, 1.072 ictus, 519 accidentes cerebrovasculares isquémicos —coágulos de sangre que evitan que llegue oxígeno al cerebro—y 300 casos de accidente cerebrovascular hemorrágico. Los vegetarianos y los veganos del estudio estaban presentes en esos casos un 20% más que los carnívoros; el equivalente a tres casos más de problemas cerebrovasculares por cada 1.000 personas durante 10 años.

Los investigadores apuntan a que el motivo podría estar en los especialmente bajos niveles de colesterol y de vitamina B12 en quienes no comen carne.

El mismo estudio, sin embargo, da una buena noticia a los vegetarianos y los pescetarios: los primeros tienen un 13% menos de riesgo de sufrir enfermedades coronarias y, los segundos, un 22% menos que quienes comen carne.

Los responsables del estudio advierten que los resultados se deben tomar con cautela, ya que se necesita elaborar más estudios a gran escala que corroboren sus hallazgos.

Fuente:
Fotografía: CC0 / PIXABAY