La «austeridad republicana» es uno de los ejes centrales del gobierno próximo encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Dicho plan es, entre otras cosas, disminuir el salario de los altos funcionarios, comenzando por el presidente.

Esta austeridad es bien vista por la sociedad mexicana que percibe en los políticos mexicanos despilfarro y malos resultados.

Sin embargo, el próximo gobierno federal estaría comenzando a sufrir topes en la pared en este rubro, sin ni siquiera comenzar aún su administración.

Los hombres y mujeres que han recibido ofertas para ser parte del próximo gobierno de López Obrador han rechazado la propuesta debido a los bajos salarios y demás beneficios laborales que serán cancelados, como seguros de vida y de gastos médicos mayores.

Así lo ha asegurado el periodista Ricardo Riva Palacio en su columna «Estrictamente Personal».

Fuente: La Silla Rota
Fotografía: lasillarota.com