Normalmente usada en recetas de dulces o de pescados, la leche de coco puede tener mucha más utilidad e, incluso, sustituir a la leche de vaca en el día a día en la preparación de batidos, vitaminas, papillas y el tradicional café con leche matutino. Este ingrediente podría ser aún más liviano y natural si lo haces en casa, con una simple receta recomendada por la nutricionista funcional Bruna F. A. Vilela en su perfil de Instagram.

Según la profesional, la mayor ventaja de la leche de coco en relación a la almendras, castañas u otras, es que no requiere dejarla en remojo por horas y está lista instantáneamente.

Leche de coco casera
La leche de coco casera es una delicia y es un buen sustituto para la leche de vaca. Menos densa que la leche de coco industrializada y con un sabor más suave, puede usarse en vitaminas, batidos, papillas, achocolatados, café con “leche” y preparaciones en general. Su mayor ventaja respecto a las otras leches, de almendras, castañas, etc. es que no hay que dejarla en remojo por horas, y no tener que esperar ayuda mucho a los ansiosos (🙋) ¡y es una opción más económica!

RECETA: 1 taza de coco seco natural picado (compra la fruta, rompe la cáscara y usa la parte blanca con la parte marrón que está pegada al coco) + 2 tazas de agua caliente. Pon el agua y el coco en la licuadora por 3 minutos, después cuélalo en un paño de platos limpio o tela voile, presiona bien y listo. Se fuera necesario, agrega más agua. Lo juro, es simple, ¡solo eso! 😍

Ingredientes
1 taza de coco seco natural picado (usar la parte blanca con la parte marrón que está pegada al coco)
2 tazas de agua caliente
Preparación
Para hacer en casa la leche de coco natural, basta batir el agua y el coco en la licuadora por 3 minutos y, después, colar en un paño de platos limpio. Agrega más agua si fuera necesario.

Fuente: vixmujer.com
Fotografía: vixmujer.com