Científicos internacionales de la ONU alertaron sobre las graves consecuencias del cambio climático que se viene produciendo en el mundo.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC), el organismo de las Naciones Unidas encargado de evaluar la ciencia del cambio climático, publicó un Informe especial que dice que el planeta alcanzará el umbral crucial de 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales para 2030, lo que precipitará el riesgo de una sequía extrema, incendios forestales, inundaciones y escasez de alimentos para cientos de millones de personas.

Los científicos señalaron que es posible limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados centígrados, pero solo con «cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes». Sin embargo, si se continúa al ritmo actual de emisiones ese aumento de la temperatura se alcanzará entre 2030 y 2050.

«Limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius exigirá cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad», señaló el IPCC al término de una conferencia realizada en Incheon, Corea del Sur.

Advirtieron que estos cambios deben producirse en los sectores energéticos, industrial, de vivienda, transporte, tanto en las ciudades como en el campo. El informe, está dirigido como una alerta a los gobernantes, quienes deberían actuar de inmediato.

Los gobiernos de todo el mundo deben hacer «cambios rápidos, de largo alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad» para evitar niveles desastrosos de calentamiento global, dijeron.

«Una de las principales observaciones del informe es que ya se ven los efectos de un aumento de un grado en la temperatura, por ejemplo, en la meteorología extrema, el aumento del nivel del mar y el deshielo en el Ártico», sostuvo el copresidente de un grupo de trabajo del IPCC, Panmao Zhai.

El informe del IPCC examina vías para limitar el calentamiento hasta 1,5 en vez de 2 grados, tal y como se estableció en el Acuerdo del Clima de París (2015), y advierte que los efectos para ecosistemas y la vida en el planeta serán mucho menos catastróficos si se logra mantener esta barrera más ambiciosa.

Si existe un aumento de 2 grados en vez de 1,5, alertaron que el nivel global del mar subirá en unos 10 centímetros a finales de este siglo. Limitarlo a un grado y medio supondría que diez millones de personas menos se verían expuestos a los riesgos de inundaciones, tormentas en zonas costeras.

Consecuencias de la inacción del pasado
El informe deja claro que el cambio climático ya está ocurriendo, y lo que vendrá después podría ser incluso peor, a menos que se tomen medidas políticas internacionales urgentes.

Incluso si el calentamiento se mantiene en o justo por debajo de 1,5 grados centígrados, los impactos serán generalizados y significativos.

Asimismo, implicará que los arrecifes de coral se reduzcan entre un 79 y 90%, frente a su total desaparición. Habrá verano sin hielo en el océano Ártico una vez cada 100 años, frente al menos uno cada década, si es que no se cumple la meta. La pesca se vería también afectada, pues no habrá muchos peces en el mar.

«Los próximos años son probablemente los más importantes de nuestra historia», advierte Debra Roberts, del IPCC.

Para evitar pasar por encima de esta marca de 1,5 °C, el informe argumenta que las emisiones de dióxido de carbono tendrían que disminuir en aproximadamente un 45 por ciento para 2030, y posteriormente alcanzar el «cero neto» en alrededor del año 2050.

Estamos alertados, así que dependerá de todos seguir protegiendo el medio ambiente y el lugar donde vivimos.

Fuente: mysteryscience.net
Fotografía: mysteryscience.net