Rusia abrió las puertas de sus universidades e institutos para que la población mexicana pueda recibir educación en las escuelas mejor calificadas y con espacios preferenciales, señaló Natalia Smirnova, representante de la Asociación Latinoamericana Rusa (ALAR).

Dicha institución funge como facilitador de colaboración y acceso a la educación de personas que radican en América Latina, para que puedan viajar e ingresar a instituciones rusas, a través de becas o a precios preferenciales.

En entrevista con Notimex, Smirnova dijo que la ALAR crea puentes para que estudiantes latinoamericanos y, en este caso mexicanos, puedan recibir educación que va desde el idioma, licenciatura, maestrías, doctorados y especialidades médicas.

La gente no sabe de todas las posibilidades que hay para tener becas o descuentos y poder estudiar en otro lado. Acá es muy fácil, sólo pones en el buscador de google ‘quiero estudiar en Rusia’ y ALAR es la primera opción que te aparece», comentó.

Explicó que además de que los interesados se pueden acercar directamente a la asociación, ésta trabaja por medio de convenios con escuelas como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ofrecemos, a través de instituciones como Conacyt, las becas que están ofreciendo las escuelas rusas a los estudiantes extranjeros, entonces los estamos anunciando y ofertando para que más personas de México puedan conocerlos y acceder a ellos», detalló.

Smirnova mencionó algunas de las universidades que ofertan sus estudios a latinoamericanos: Aeroespacial de Samara; Bauman de Moscú; Rusa Noroccidental de Medicina «Mechnikov»; Federal del Extremo Oriente o el Instituto Estatal de Arte y Cultura de Bélgorod.

«Se pueden encontrar temas como nanotecnología, astronomía, ingeniería aeroespacial, medicina, pero también estudios relacionados con el arte y la cultura», indicó la rusa.

Smirnova comentó que ALAR se fundó en 2008 en Perú por latinoamericanos egresados de escuelas rusas, que regresaron a su país con la finalidad de que más estudiantes gozarán de dicha educación.

Agregó que ALAR se encuentra en más de 10 países de América Latina y en México, de forma presencial, desde 2013.

«Cada año cambia el número de los mexicanos que van a Rusia, por ejemplo, a los recientes cursos de verano fueron 30, pero hay varios más en estancias largas en los rubros de licenciatura, maestría o doctorado», finalizó.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com.mx