Ante la pandemia, la resiliencia implicará la manera en que las personas enfrentan las tensiones y como aprovechan las oportunidades de transformación, aseveró el director de UNESCO México, Frédéric Vacheron. Foto: @fredericpvo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la pandemia por el SARS-CoV-2 (covid-19), la resiliencia implicará no sólo la manera en que las personas, las comunidades y organizaciones se enfrentan a las tensiones, sino también la forma en que aprovechan las oportunidades de transformación del entorno, aseveró Frédéric Vacheron, Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco) en México.

Lo anterior como parte de su exposición en el diálogo virtual “Unesco y la Ciudad: acciones de resiliencia”, convocada por el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED).

Ahí Vacheron expuso algunas de las iniciativas en las que trabajan en la organización, muchas de ellas relativas a las redes mundiales del programa “Ciudades del Aprendizaje, Ciudades Creativas, Ciudades Patrimonio Mundial y las Ciudades Inclusivas y Sostenibles”, en respuesta a las transformaciones que se presentan en la educación y el desarrollo de la ciencia, la creatividad y la cultura, la inclusión y la comunicación, reiterando el acompañamiento y la asistencia de la Oficina en México a los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil.

Resilencia colectiva

En referencia al tema de cultura el representante afirmó que “…es a través de la cultura que forjaremos nuestra resiliencia colectiva y es la cultura la que nos unirá”, por lo que destacó el Movimiento Global ResiliArt de la Unesco para visibilizar la difícil situación por la que pasan los artistas, ante lo cual diferentes ciudades mexicanas han respondido con programas emergentes de apoyo para los sectores artístico, cultural y creativo.

Tal es el caso del proyecto que empujan los colectivos #NoVivimosDelAplauso, la Red de Cultura Viva Comunitaria y el Movimiento Colectivo por la Cultura y el Arte de México (MOCCAM), cuyos diálogos virtuales con autoridades culturales han sido cubiertas por Apro. Los artistas independientes reunidos ahí promueven, entre diversos puntos, un programa de apoyo económico a creadores cuya labor ha sido afecta por la contingencia de covid-19 a través de un programa que denominan “Contigo en la confianza”, así como un Censo Nacional de Artistas.

Vacheron también mencionó que el gran desafío que prevalece, dentro y fuera de las áreas urbanas, es la salud y la dignidad humana:

“Combatir los discursos discriminatorios, de odio y la estigmatización, para lo cual es urgente actuar de manera colectiva en favor de los grupos sociales más vulnerables, como las personas mayores, los pueblos indígenas, las mujeres, personas desplazadas, en situación de pobreza, de reclusión, de la comunidad LGBTI y migrantes, por mencionar algunos, para así impulsar medidas pertinentes e inclusivas….

“Asimismo es importante reflexionar sobre los diferentes desafíos que se presentarán en las urbes en el contexto post Covid-19”, finalizó Vacheron.

El diálogo relativo a “UNESCO y la Ciudad: acciones de resiliencia” se puede ver completo en: https://bit.ly/3cvTcnS

Fuente: proceso.com.mx/630017/a-traves-de-la-cultura-forjaremos-nuestra-resiliencia-colectiva-unesco-mexico
Por: