La cebolla es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina a nivel internacional. Se le atribuyen propiedades medicinales para curar la tosa y la gripa pero, aunque tiene un olor fuerte, la cebolla ayuda a facilitar la limpieza dentro y fuera de la cocina.

1. Retira la grasa quemada de ollas y sartenes. Pon un trozo de cebolla al fuego, frota el pedazo contra la grasa, deja reposar por 5 minutos y enjuaga.

2. Utiliza la cebolla para limpiar la estufa y la parrilla. Trincha la cebolla y pásala por las partes con grasa o carbón pegado, retira la mugre con un trapo húmedo.

3. Ayuda a pulir metales. Triturar la cebolla con un poco de agua, frota los objetos, enjuaga y seca con un paño limpio.

4. Elimina manchas difíciles de la ropa. Frota la mancha con la cebolla, escurre el jugo de la misma y deja reposar por 10 minutos. Remoja la prende en agua toda la noche, colócala en la lavadora al día siguiente.

5. Retira el óxido de los metales. Pasa la cebolla cruda por la pieza que deseas limpiar, reposa por 10 minutos y limpia con un trapo.

También lee: 7 tips para limpiar la alacena de ¡intrusos!

6. Conserva tus aguacates por más tiempo, guarda los aguacates y un pedazo de cebolla en un recipiente hermético.

7. Limpia y da brillo a tus zapatos. Esparce la cebolla cruda por los zapatos manchados de tierra, retira la mugre con un poco de agua y jabón.

Fuente: Cocina Delirante
Fotografía: prodigy.msn.com