El encuentro con los “marchantes” ocurre después de subir las escaleras porfirianas de madera. Donde era el comedor hay una botica de té; la cocina fue suplantada por una barra de coctelería y la capilla ahora es un escaparate de textiles bordados a mano. En la parte superior, antes había cuartos de servicio, ahora hay un festín gastronómico para compartir en mesas comunitarias.

Son 25 locales los que dan vida al Mercado Independencia, un colectivo gastronómico y artístico que llegó al número 40 de Avenida Independencia, en el Centro Histórico de Ciudad de México, para deleitar todos los días con platillos creativos, cocteles coquetos y stand-up cómicos.

Nos lanzamos a recorrer sus instalaciones y seleccionamos siete locales que debes visitar de ley, uno de ellos tiene como platillo de temporada los chiles en nogada vegetarianos.

1. La Botica del Té

Es el local que te da la bienvenida. Su especialidad, según ellos, es crear armonía con infusiones, entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

Hay más de 55 variedades de tés, algunas fueron creadas por maestros herbolarios mexicanos y otras inspiradas en los signos zodiacales y el tarot. Si quieres un té para el bienestar de la mente pero no sabes cuál elegir, te proporcionan un mazo de cartas de tarot para dejar al destino que decida por ti; sus mezclas llevan el nombre de los arcanos mayores y te prestan el libro de significados para que hagas tu propia interpretación de lo que las cartas quisieron decirte.

2. Ataviarte

Es una boutique de indumentaria mexicana hecha a mano por comunidades indígenas de Chiapas, Oaxaca, Jalisco y otras partes del país.

Aquí vas a encontrar huipiles, ponchos, fajas y pantalones tanto para niños, como para adultos. Además, hay un apartado con accesorios que exhibe aretes y collares. Ana, la propietaria, atiende personalmente y te explica el significado de cada bordado, incluso puede recomendarte un accesorio que vaya de acuerdo con tu signo zodiacal. Hay piezas desde 250 pesos.

3. Maxica

Frente a la boutique, en una barra se atiende a los comensales. Pide un pulque, un curado o un torito, mientras te pruebas una blusita.

Este local se especializa en la bebida de los dioses y la materia prima es traída de Hidalgo, Estado de México y Tlaxcala.

Te pueden vender una jicarita, un tarro y hasta caballitos, de éstos hay promociones de tres por 50 pesos y puedes llenarlos con toritos de coco, cacahuate o guanábana. También venden tabaco aromático y puedes echarte un cigarrito en alguno de los balcones porfirianos.

4. Iniciativa Orgánica Local

Abren desde las siete de la mañana para ofrecer desayunos por 125 pesos. Su fuerte son los bowls elaborados con quinoa y vegetales, o los de frutos y semillas. Hasta septiembre, la especialidad de temporada es el chile en nogada vegetariano, relleno de zanahoria, jitomate, pasas y quinoa. La nogada está hecha de almendras, nuez pecana y de castilla, jerez y agua.

Al igual que el resto de los locales gastronómicos, los platillos se elaboran a la vista del comensal, quien puede comerlos en las mesas comunitarias distribuidas en los dos pisos; las áreas también son pet friendly.

5. Gnochi Gnochi

En el segundo piso del mercado encontrarás el reino de las pastas artesanales. Su especialidad son los ravioles rellenos de salmón. La variedad de salsas para acompañarlos es vasta. Los miércoles ofrecen cenas al dos por uno.

El servicio de alimentos inicia todos los días a partir de la una de la tarde.

6. Tinto MX

Ya entramos en el tema de bebidas y esta barra se surte en un 80 por ciento de vinos mexicanos, el resto viene de otras partes del mundo, como Grecia y los clásicos franceses, argentinos y chilenos. Si no eres un experto en el tema enológico, no te preocupes, su personal está muy bien capacitado para asesorarte, incluso tiene una guía con recomendaciones de maridajes.

Puedes beber un vino por copa o por botella. También se preparan cocteles. Los precios comienzan en los 80 pesos.

7. La Barra del Patrón

¿Te gusta el mezcal? Este será tu nirvana. Su carta está compuesta por más de ocho cocteles, nuestro favorito es el “Glorioso”, una mezcla de jamaica con infusión de bugambilia, un poco de romero y cardamomo espolvoreado. El elíxir cuesta 95 pesos. También puedes pedir un “Vuelo Mezcalero”, que incluye tres degustaciones. Con frecuencia organizan catas.

Fuente: El Universal
Fotografía: prodigy.msn.com