La piel es nuestro órgano más grande y más expuesto, por lo que cuidarla debería ser una tarea primordial para nosotros.

Sin embargo, a veces se nos olvida que no es solo el sol quien puede dañarla, sino también la contaminación.

CÓMO AFECTA LA CONTAMINACIÓN EN LA PIEL Y CÓMO PREVENIRLO
La piel actúa como una barrera ante las agresiones ambientales, por lo que la contaminación sí llega a afectarla.

Una mala calidad ambiental acelera la edad biológica de la piel, y causa al menos 6 efectos adversos:

Aparición de manchas
Piel sucia y poros obstruidos
Falta de luminosidad
Piel rugosa y flácida
Deshidratación
Inflamación

Pero así como la proteges del sol, también puedes prevenir los daños que la contaminación causa en la piel.

Lo que necesitas para hacerlo es un protector solar que contenga antioxidantes, pues estos bloquearán la actividad de los radicales libres.

Por otra parte, también necesitas buscar uno que tenga propiedades antiadhesivas para evitar que las partículas se “peguen” a la piel, y sin olvidarnos de un amplio espectro frente a rayos UVB y UVA.

Estas son las caraceterísticas que debes buscar en tu protector solar, y algunas marcas, como Ozono Duo Defense, de Hawaiian Tropic, te ayudan a crear una ‘capa antipolución’, ideal para todos nosotros que vivimos en la ciudad.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com