Puede ser un gran desafío para algunos padres lograr hacer dormir a sus hijos. Para otros, sin embargo, puede ser algo muy simple. La explicación de estas diferencias podría estar en la alimentación. ¿Qué le das de comer a tu hijo antes de dormir?

Alimentos que ayudan a descansar

Banana
La banana es rica en magnesio y potasio, y también actúa como un relajante muscular. Además, la vitamina B6 que tiene estimula la producción de serotonina, que ayuda aún más en la relajación corporal.

Miel
La glucosa presente en la miel interrumpe la producción de una sustancia llamada Orexina, la responsable de mantenernos en estado de alerta. Además, la glucosa de la miel aumenta el nivel de insulina en la sangre, permitiendo la entrada de triptófano (aminoácido que nos ayuda a controlar el insmonio) en el cerebro.

Pan integral
El pan integral y cualquier otro carbohidrato complejo aumenta el nivel de glucemia de la sangre. Como consecuencia, incentiva la producción de insulina, que ayuda a la acción del triptófano en el cerebro.

Harina de avena
Así como la miel, el consumo de avena aumenta el nivel de azúcar en la sangre de manera natural, algo que da un poco de sueño. Y al igual que las nueces, la avena también es una fuente de melatonina.

Lechuga
La lechuga tiene lactucarium, una sustancia que tiene efectos sedantes y ayuda a relajarse.

Alimentos que dificultan el descanso

Alimentos con mucha azúcar
El azúcar es responsable de aumentar el índice glucémico, es decir, la velocidad en que la glucosa entra en el torrente sanguíneo. Esto causa un pico de energía seguido de una caída después de 30 a 60 minutos de su consumo, algo que perjudica directamente al sueño.

Carbohidratos refinados
El consumo de carbohidratos refinados inhibe los efectos del triptófano (el responsable del sueño y la relajación) y contribuye, así como el azúcar, a desencadenar picos de energía seguidos por falta de glucosa en la sangre, lo que eleva los niveles de estrés.

Frituras y alimentos grasos
Las frituras y los alimentos grasos son de difícil digestión. Con un proceso digestivo lento, no habrá condiciones para descansar.

Carne roja
La digestión de la proteína es lenta y requiere de energía del organismo. Si el organismo está trabajando para la digestión, el sueño no será tan profundo.

Fuente: vixmujer.com
Fotografía: vixmujer.com